El presidente del Gobierno y la ministra de Trabajo, con los agentes sociales
El presidente del Gobierno y la ministra de Trabajo, con los agentes sociales. EFE

El presidente, Pedro Sánchez, ha mantenido este miércoles en el Palacio de la Moncloa su primera reunión de trabajo con los representantes de los agentes sociales para tratar, entre otros asuntos, los cambios en materia laboral que quiere llevar a cabo el Ejecutivo.

La reunión comenzó a las 11.00 horas y a ella acudieron la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, los presidentes de la CEOE y de Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi, y los secretarios generales de UGT y CC OO, Pepe Álvarez y Unai Sordo. Es la primera toma de contacto del presidente con los agentes sociales menos de dos semanas después de ser elegido.

La ministra de Trabajo ya manifestó la semana pasada que la reforma laboral que puso en marcha el Gobierno del PP ha propiciado precariedad y devaluación salarial, por lo que tiene intención de modificar al menos "los aspectos fundamentales" y "más negativos". Por ello aseguró que se pondría a trabajar "inmediatamente" con los agentes sociales y que recuperaría las mesas de diálogo como la "metodología habitual" de abordar las cuestiones laborales.

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, se muestra abierto a "estudiar los pros y contras" de los cambios en la reforma laboral que quiere hacer el Ejecutivo y aunque advierte que "no se puede cambiar de un plumazo", sí admite que se puede mejorar para hacerla más fácil y simple. "Hemos de ser lo suficientemente inteligentes todos para mejorarla y no destrozarla", ha subrayado Rosell en declaraciones a RNE.

En la reunión también se analizó la reforma del sistema de pensiones. "Hay que adoptar medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad social y, en materia de financiación, hay que inyectar ingresos complementarios en el sistema", según ha indicado Valerio este miércoles en TVE. La ministra ha indicado que, en relación a la actualización de las pensiones, se está analizando también si se introducen variables como del PIB y la evolución de los salarios en casos de recesión económica.

Cerca del acuerdo en materia de salarios

Los sindicatos le han comunicado al Gobierno cuál es su agenda social, con la petición de mayor protección social, garantía de pensiones y medidas de igualdad. Pero sobre todo pondrán sobre la mesa la evolución de la negociación salarial que mantienen empresarios y sindicatos.

"Estamos afilando el lápiz con los sindicatos y creo que esta vez, si no llegamos a un acuerdo, algo mal habremos hecho", ha indicado Rosell respecto a la negociación que mantiene con UGT y CC OO para cerrar un acuerdo marco de subidas salariales los próximos dos años.

El dirigente empresarial ha apuntado que "una cosa son los números", en referencia a la subida salarial que se contemplará en el acuerdo, y otra otros temas importantes que se quieren incluir en el pacto, como la formación o el absentismo laboral. "No es que tengamos confrotación, es que lo vemos de distinta manera", ha precisado, aunque espera poder alcanzar un acuerdo con los sindicatos a pesar de que el año pasado "estuvieron a punto de conseguirlo y al final no fue posible".

UGT ha indicado precisamente este miércoles que es de "justicia social" que los salarios suban más porque los precios están repuntando, después de la que la inflación haya crecido un 2,1% en mayo. El sindicao quiere que en ningún caso crecerán menos que la inflación, que además recuperen parte del poder de compra perdido en los años anteriores. Y también defiende que se "dignifiquen" los salarios más bajos, por lo que reclama un salario mínimo de convenio de 1.000 euros.

Preguntada por el acuerdo de negociación colectiva en el que trabajan empresarios y sindicatos, la ministra de Trabajo ha señalado que tienen el acuerdo "muy avanzado" y que "espera y desea que llegue a buen puerto". "Espero que sus negociaciones concluyan con éxito", ha afirmado.