BIO Nació en Santander en 1939. Licenciado en Filosofía. Poeta y novelista. Ocupa el sillón J de la Real Academia de la Lengua.

¿Lo suyo con la política es una vocación tardía?

No es ni siquiera una vocación, que no la tengo, porque yo soy un escritor full time. Es un compromiso con Unión, Progreso y Democracia, cuyo proyecto me parece muy interesante. Yo siempre he sido votante socialista, pero una cosa es depositar el voto y otra participar en política. Como muchísimos abstinentes de la política yo tengo en estos momentos incomodidad con el PP y con el PSOE. El partido de Rosa Díez y de Savater, que era a quien yo conocía más, tiene una idea de superar la izquierda y la derecha, de oponerse al nacionalismo y tiene un postura laicista clara, y a mí me parece que es un programa que se debe apoyar.

Ha sido Savater entonces quien le ha convencido para ser candidato…
Me he convencido yo solo a la vista del programa del partido, que es muy de centro, muy equilibrado, y también porque hay que contrarrestar el hecho de que en el Parlamento haya 33 escaños nacionalistas, que representan a menos del 10% y dirigen la política nacional.

Es extraño que a usted le hayan echado al ruedo mientras Savater mira los toros desde la barrera
Savater ha estado siempre en primera línea de fuego en todo. El hecho de que no esté en unas listas electorales no significa nada.

¿Se ve usted haciendo política con Álvaro de Marichalar? ¿Hay algo que les una?
Álvaro de Marichalar es un tipo simpático, con tirón en Soria y en una cosa muy importante ahora en España que es el deporte. Yo me siento amigo de Marichalar. Podemos todos hacer política si nos comprometemos con un programa sensato. El encanto de este partido es que empieza desde abajo y que reúne una parte del malestar que hay con las dos grandes fuerzas. ¿Por qué no va a haber una tercera? Ya sé que es muy arriesgado pero yo siempre me encuentro bien con gente que se arriesga a darse el batacazo; por eso me encuentro bien con Marichalar y con los otros 700.

¿Qué es eso de la tercera España que decía Rosa Díez que UPyD representa?
La tercera España es la que se abstiene o no vota; es una España de la calle que no se siente representada, es la gente sin voz. Parece que este partido puede canalizar los intereses de esta mayoría silenciosa, de ese voto flotante poderoso que no está fidelizado ni con el PP ni con el PSOE. 

Del PSOE absolvería a Solbes y a la vicepresidenta, que ha estado mucho en el tajo

Pero dígame, UPyD ¿es de izquierdas o de derechas?
Es un partido de progreso.

Eso es un eufemismo.

No, es una manera bonita de decirlo. Si el PSOE hace política de progreso en asuntos sociales, hay que elogiarlo; si el PP se enfrenta al nacionalismo, hay que elogiarlo también; pero, en cambio, si el PP hace política eclesiástica, que es de retroceso y reaccionaria, hay que estar en contra. La distinción entre izquierda y derecha está caducada en parte; lo que nos interesa es el bien común. A mí me parece que Gallardón, a quien voté en las últimas elecciones, ha hecho una política interesante en Madrid de construcción de infraestructuras y hay que apoyarlo. Y me parece que es un error esta idea del Ministerio de la Familia que propone el PP, y no porque yo vaya en contra de la familia. Lo importante es avanzar.

¿Representan su partido lo mismo que Ciutadans?
Ciutadans es algo más local y surgió como oposición a la política nacionalista que se estaba haciendo en Cataluña y nunca tuvo vocación nacional. 

Zapatero sale y dice que se siente muy joven y fuerte, y eso da un poco de risa

Se presentan a las generales. ¿No hubiera sido conveniente una alianza con ellos?
No estoy muy enterado de ese asunto, la verdad. A mí me parece que Ciutadans tiene muchos puntos en común con nosotros y, de hecho, algunos amigos míos como Félix de Azúa lo defendieron mucho al principio y luego lo dejaron. Han tenido muchas peleas.

Le noto muy crítico con los nacionalismos
El nacionalismo es comprensible, pero no puede condicionar la política nacional. ERC tiene 8 diputados; el PNV, 7; y CiU, 10. IU sólo tiene 5. No es muy lógico que tengan tanto predominio. ¿Por qué no podemos nosotros tener por lo menos un grupo parlamentario?

¿Es de los que creen que hay peligro de que España se rompa?
No hay peligro de que España se rompa, no estoy en esa línea, pero sí hay un peligro de mala gobernabilidad. Lo de que España se rompe es alarmismo. Los ciudadanos quieren tener voz, no sólo voto, alguna otra alternativa. El navajeo de esta legislatura, ¿no se solucionaría con voces equilibradas e inteligentes?

¿Hay que quitar poder a las comunidades autónomas?
Rosa Díez dice -y yo estoy de acuerdo- que hay que quitarlas algunas competencias. Una es la educación. A todos nos parece que 17 modelos de educación distintos es disparatado. La lengua castellana no es igual que la catalana. No es que la lengua catalana no sea bellísima; es que es minoritaria. Sin quitar nada al catalán, no es sensato que esté en igualdad de condiciones con el castellano o que en la educación tenga la misma importancia. O que se diga catalán e ingles. Es una cosa insensata. Como decía Albert Boadella, el hecho diferencial de Cataluña no es que se hable catalán, es el bilingüismo. 

La negociación con ETA no habría perjudicado si hubiera salido bien

¿En qué ha perjudicado a España que el PSOE negociara con ETA?
Hubo un momento de confusión. No habría perjudicado si hubiera salido bien la negociación. El problema es que era una negociación muy arriesgada y no parece que Zapatero estuviera bien informado. Un gobernante tiene que andar con pies de plomo. A lo que ha perjudicado es a la seriedad de la política, más que al país.

¿Qué salvaría de la legislatura del PSOE?

Salvaría las leyes sociales, por ejemplo el cuidado de los mayores, la legislación sobre parejas de hecho y los matrimonios gay. Salvaría la economía, que no ha funcionado más. Absolvería a Solbes y a la vicepresidenta, que ha estado mucho en el tajo. También se han hecho muchas cosas con el terrorismo: se ha metido en la cárcel a los etarras. Lo que pasa es que Zapatero, al que yo apoyé en principio, ha resultado ser un presidente gozoso, el poeta gozoso de Chirico. Sale y dice que se siente muy joven y fuerte, y eso da un poco de risa. Los presidentes están más guapos callados. Lo que más me gustaba de Aznar en la primera legislatura era que no hablaba; en la segunda habló por los codos.

En el tema del aborto, ¿son partidarios de una ley de plazos?
Creo que somos partidarios de una ley de plazos. Es un asunto en el que no estoy puesto, pero que hay que pensar en sus detalles concretos. El aborto no es una facilidad que se da a las mujeres para que follen más; es una desgracia, un trauma terrible. Nadie aborta alegremente. 

El aborto no es una facilidad que se da a las mujeres para que follen más; es una desgracia y un trauma terrible

¿Qué tipo de familia defienden?
Lo que hay es una pluralidad de formas de familia y tiene que ser recogida de alguna manera. No es algo que haya surgido porque ya no pertenezcamos a la Iglesia y seamos ateos sin Dios. No es que la maldad de los agnósticos y ateos españoles haya causado la destrucción de la familia. La figura de la familia está cambiando sola, porque la mujer trabaja, porque la gente se separa…

¿Qué relación hay que mantener con la Iglesia?
Un laicismo radical. Separación total. Hay que revisar el Concordato y los apaños posteriores. El laicismo radical no quiere decir que hay que quemar los conventos, sino que no hace falta que la vicepresidenta vaya a la canonización de los 500 martires. La Iglesia es una organización privada, con fines legítimos, que no debe tener poder político, y si lo quiere tener que se presente a las elecciones.

Ha dicho usted que UPyD es un movimiento nacional y nos ha recorrido un escalofrío…
El que está hablando ahora de movimiento es Obama, recogiendo una especie de nuevo aliento como es el multirracialismo. La idea de movimiento es la de tomar la opinión de los sin voz, por ejemplo la de que nos dejen en paz de la pelea partidista. Queremos discutir acerca del bien común. Recogemos deseos que están en la calle.

"DETESTO LA TONTERÍA"

Adora: Escribir.

Detesta: La tontería.

Teme: La ambigüedad.

Aspira: A seguir escribiendo y hacerlo mejor.

Colecciona: Nada.

Una manía: Soy casero y muy puntual.

Un defecto: La impaciencia.

Una virtud: Soy fiel y guiso muy bien.

"LOS HIMNOS SALEN SÓLOS"

¿Canta en la ducha? No, además me baño. ¿Cuántos emails escribe al día? Muy pocos, uno o ninguno. ¿Se muerde las uñas? Lo hacía de niño. ¿Conserva amigos del colegio? Sí, de cuando estudiaba en los Escolapios de Santander. ¿En qué caprichos gasta más dinero? Gasto poco dinero, viajo poco y no. Tengo una instalación cómoda en la vida casera. ¿Qué libros tiene en la mesilla de noche? Estoy leyendo El problema del ser espiritual, de Hartman. Habla del espíritu objetivo, de la opinión pública. Por eso el himno no sale. Los himnos salen solos, como La Internacional. ¿Qué hace nada más levantarse? Fumar un pitillo, muy mal. ¿Su última resaca? Hace seis meses o así. Tres profesiones que le hubiera gustado ejercer. Periodista, catedrático y escritor.