Cría de foca
El trozo de plástico provocó un bloqueo y una inflamación en el estómago de la foca. Scottish Marine Animal Stranding Scheme

Una cría de foca ha muerto lenta y dolorosamente en la costa de Gran Bretaña después de ingerir un trozo de plástico "del tamaño de un envoltorio de una golosina".

Según recoge Daily Mail, a pesar de que las focas son extrañas de encontrar en las aguas del Reino Unido, hace unos días una cría fue encontrada muerta en una playa de la isla de Skye.

La Scottish Marine Animal Stranding Scheme (SMASS), una organización que investiga la mortalidad de mamíferos marinos, se encargó de realizar una necropsia del cadáver, de tan solo un año, y encontraron un pequeño trozo de plástico en su estómago.

Ese trozo de plástico de aproximadamente 6 centímetros podría haberle provocado un bloqueo en el esfínter pilórico, la parte del estómago que desemboca en los intestinos, y evitar que el estómago del animal se vaciara.

A pesar de que esta especie no está en peligro, los científicos del SMASS afirman que "ver un plástico en el interior de estos animales es otro recordatorio del impacto de la contaminación plástica en el medio marino".