DONALD TRUMP
Donald Trump ofrece una rueda de prensa sobre la cancelación de la cumbre bilateral. EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este jueves que el Pentágono "está preparado" por si fuera necesario tomar medidas militares contra Corea del Norte, en caso de que el régimen norcoreano responda a la cancelación de la cumbre bilateral con gestos "ingenuos o imprudentes".

En un acto en la Casa Blanca poco después de anunciar la cancelación de su cumbre con el líder norcoreano Kim Jong-un, Trump ha advertido de que las fuerzas armadas estadounidenses "son de lejos las más poderosas del mundo" y ha asegurado estar en contacto con Corea del Sur y Japón por si fuera necesaria una actuación conjunta.

"Creo que éste es un gran revés para Corea del Norte, y un gran revés para el mundo", ha indicado Trump sobre su decisión de cancelar la cumbre que tenía previsto mantener con el líder norcoreano el 12 de junio en Singapur.

"He hablado con el general (James) Mattis (el secretario de Defensa de EE UU) y con los jefes del Estado mayor conjunto; y nuestras Fuerzas Armadas, que son con diferencia las más poderosas del mundo y recientemente han mejorado enormemente, están preparadas si es necesario", ha afirmado el mandatario.

Abierta hostilidad

Trump ha añadido también que ha estado en contacto con Corea del Sur y Japón. "No solo están preparados por si Corea del Norte toma alguna medida ingenua o imprudente, sino que están dispuestos a cargar con muchos de los costes financieros asociados con Estados Unidos en sus operaciones si se nos fuerza a entrar en una situación desafortunada".

Trump ha subrayado que todavía hay "una gran oportunidad" de que prospere el diálogo con Corea del Norte, y ha dicho esperar que Kim "hará lo correcto no solo para sí mismo, sino para su pueblo, que está sufriendo enormemente".

"Si Kim Jong-un decide relacionarse con nosotros con un diálogo y medidas constructivas, estoy esperando", ha asegurado Trump. "Mientras tanto, nuestras muy fuertes sanciones, que son de lejos las más fuertes jamás impuestas, y nuestra campaña de presión máxima continuarán, como han estado continuando", ha agregado.

En una carta dirigida a Kim Jong-un y hecha pública por la Casa Blanca, Trump ha anunciado este jueves la cancelación de la esperada cumbre debido a la "abierta hostilidad" demostrada por Corea del Norte en su más reciente comunicado.