Anticonceptivo Essure afectadas
De izquierda a derecha: Nani, María de Prado, Olga, Elisa y Carmen, afectadas por el anticonceptivo Essure en Madrid. JORGE PARÍS

Los efectos secundarios del anticonceptivo permanente Essure vuelven a la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados. Esta vez, el encargado de poner sobre la mesa los datos de usuarias y afectadas ha sido el diputado del PSOE Jesús María Fernández. Este instó a que el secretario General de Sanidad y Consumo, Javier Castrodeza, aportase datos sobre el número de mujeres que han remitido efectos adversos, ya que como informó 20minutos a principios de mes, ninguna autoridad sanitaria quería proporcionarlos.

Recordemos que Essure —de la farmacéutica Bayer— comenzó a implantarse en 2002, a partir de 2014 comenzaron a notificarse efectos adversos, pero fue en septiembre de 2017 cuando dejó de comercializarse en toda Europa. Y es que son unas 80.000 las mujeres que en España tienen implantado el anticonceptivo Essure, y cerca del 1% de ellas ha sufrido algunas de las dolencias que provoca, desde hemorragias internas, dolores abdominales, caídas de pelo o aumento de peso hasta embarazos ectópicos o no deseados.

Essure se usa como alternativa a la ligadura de trompas y que ha sido retirado del mercado español. Y, según las estimaciones de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), hay 80.0000 mujeres a las que se les ha implantado el Essure. De ellas, 796 han notificado efectos secundarios a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) y a 354 mujeres se les ha retirado.

Sin embargo, son muchas más las que han buscado ayuda a través de la Asociación de Españolas Afectadas por Essure y la plataforma Libres de Essure, donde hay más de 1.400 mujeres identificadas con los mismos síntomas. Algunas de ellas contaron su historia a este periódico afirmando que los médicos las "toman por locas" y que dicen que se lo están inventando. Ellas piden un "trato digno" y un protocolo de retirada "mejorado" y que cuenten con ellas para elaborarlo.

¿Qué es Essure?

Este anticonceptivo está compuesto por dos muelles, cada uno se inserta en una trompa y las obstruye para que no pueda producirse un embarazo. Es un dispositivo diseñado para utilizarse como microinserto de oclusión de las trompas de Falopio que actúa de manera mecánica provocando una reacción de cuerpo extraño que produce la oclusión de la trompa impidiendo el embarazo.

Castrodeza ha explicado que tras conocerse los casos en los que ha dejado graves secuelas, en Europa se creó un grupo de estudio del que forma parte la Aemps que ha concluido que las complicaciones "se encontraban descritas en las instrucciones de uso del anticonceptivo". No obstante, se revisaron los datos de otros estudios, como uno epidemiológico en 2017 Francia sobre 100.000 mujeres que no cuestionaba la relación beneficio-riesgo del implante, y otro estudio de biocompatibilidad que determinaba que "no se espera que el uso del inserto produzca una respuesta biológica adversa" y que la probabilidad de un efecto tóxico es "muy reducida, insignificante".

El secretario general de Sanidad ha señalado que se contactó también con la empresa para solicitar información sobre el procedimiento del dispositivo y se concluyó que "era conveniente reforzar la información a las pacientes y continuar con estudios de seguimiento a largo plazo para seguir recabando información sobre el comportamiento del producto". Por ello, se solicitó la redacción de nuevas instrucciones de uso y de información para la paciente.

En España, las autoridades sanitarias contactaron con la SEGO que, según ha asegurado Castrodeza, ratificó la utilidad del Essure como método anticonceptivo permanente, así como la ausencia de complicaciones mayores a las de otros métodos anticonceptivos.

Además, la SEGO ha elaborado un protocolo de colocación y retirada del Essure y ha publicado una guía de consentimiento informado para la colocación y retirada. En noviembre de 2017 y dado que Bayer no había notificado la información requerida por las autoridades se anunció el cese de la comercialización y retirada del producto en España "al no disponer de un certificado de marcado CE en vigor".