Cerdo
Un cerdo en una granja ecológica. GTRES

Cinco países han prohibido la importación de productos derivados del cerdo provenientes de Hungría, después de que se detectara un caso de peste porcina africana en un jabalí en el este del país, según informó este jueves la Oficina Nacional de Seguridad Alimenticia del país centroeuropeo (Nébih).

Serbia, Japón, Taiwan, Singapur y Corea del Sur son los países que hasta el momento han introducido diferentes prohibiciones a la importación de cerdos y jabalíes de Hungría, después de que la Nébih informara de que el 21 de abril veterinarios detectaron un caso de peste porcina africana en un jabalí en la provincia húngara de Heves.

Por otro lado, Serbia también ha prohibido la entrada de cerdos domésticos vivos en el país, aunque es Japón el mayor importador de carne porcina del país centroeuropeo, con un valor total de 76,2 millones de euros, esto es, la suma de una cuarta parte de todas las exportaciones de los criadores de cerdos de Hungría, que es de poco menos de tres millones.

A pesar de que este variante de la peste porcina no afecta a los humanos, sí podría contagiar a los cerdos, lo que puede conllevar problemas económicos, ha recordado ese organismo.

Por el momento, la Nébih mantiene un estricto control de la zona afectada en 13 localidades y prohibió la salida de la carne de jabalí del territorio, para impedir un eventual contagio de cerdos domésticos.