Espinar a Errejón: "Todo el mundo tiene un mal día"
El secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar.c EP

Las primarias en Podemos seguirán siendo como hasta ahora. El cabeza de cartel a la Comunidad de Madrid, su equipo y su proyecto se votarán simultáneamente, como venía reclamando en los últimos días Íñigo Errejón, diputado y secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político del partido morado, además de claro favorito a hacerse con la candidatura a la Presidencia madrileña. Atrás queda la intención del secretario general regional, el pablista Ramón Espinar, de instaurar un sistema inédito, con primarias "a dos tiempos", que habría mermado el control del errejonismo sobre la candidatura. Este domingo, el Consejo Ciudadano Autonómico (CCA) de Podemos aprobó el reglamento definitivo, al que ha tenido acceso 20minutos. El documento respeta el formato que se ha utilizado hasta ahora y fija que la votación será del 9 al 14 de mayo. La polémica, en todo caso, puede no estar cerrada: el errejonismo demanda garantías adicionales de que tendrá autonomía para decidir aspectos clave de la campaña.

Así pues, habrá dos votaciones simultáneas. La primera, para elegir al cabeza de cartel. La segunda, para el resto de nombres. Las candidaturas tendrán un mínimo de 9 personas y un máximo de 25. Como en otros procesos, se empleará el sistema de votación Desborda, de listas abiertas y que concede más puntos a aquellos nombres que el elector escoge en primer lugar. Las candidaturas que obtengan al menos el 5% del total de los puntos tendrán un escaño entre los 25 primeros. Si superan el 10%, lograrán dos escaños entre esos 25. Y si rebasan el 15%, tendrán al menos tres asientos. Esos 25 puestos son los que Podemos considera "de salida", es decir, de elección garantizada en las elecciones de 2019. El partido morado tiene ahora 27 actas en la Asamblea.

Fuentes del sector errejonista señalan que el reglamento no fue acordado con ellos, pero saludan la decisión de que las primarias se vayan a celebrar con el mismo formato que siempre se ha empleado en Podemos. En todo caso, apuntan, todavía negocian otros aspectos para asegurar que Errejón pueda construir un proyecto para la Comunidad de Madrid con "autonomía" e "independiencia". Esas conversaciones, señalan, están "avanzadas", pero no cerradas. Los errejonistas insisten en que necesitan margen de maniobra para conformar un "proyecto ganador", y aseguran que todavía no tienen "garantías" de poder operar con "discurso y perfil propio". Entre los elementos que quieren aclarar es cómo se integrarán después en la lista tanto las confluencias con otros partidos (IU o Equo) como los posibles fichajes.

Fuentes de la dirección madrileña, por su parte, aseguran que con la aprobación del reglamento habrá quedado todo zanjado porque ya se han incluido todas las peticiones de Errejón que eran asumibles, y que el candidato tendrá que dirigir la campaña "en colaboración con los órganos de Podemos", pero que gozará de autonomía. Esa promesa es insuficiente a ojos de Errejón, que tras su derrota en Vistalegre II recibió el encargo de Pablo Iglesias de ser candidato a la Comunidad de Madrid y quiere definir la estrategia de su campaña con libertad. En otras palabras: Errejón aceptó salir de la política estatal y recluirse en la autonómica, pero a cambio quiere poder diseñar un proyecto y un equipo de su entera confianza para poder probar en la Comunidad de Madrid la eficacia electoral de las tesis errejonistas.

En cuanto a Anticapitalistas, la tercera de las grandes familias de Podemos, votó en contra del reglamento. Fuentes de Anticapitalistas consultadas por este diario señalan que tres son las principales razones de su oposición. En primer lugar, que este no era el momento de convocar las primarias, sino de "trabajar todos a una para echar a Cifuentes y al PP". En segundo lugar, que la normativa "no favorece el pluralismo y penaliza a cualquier lista alternativa" por la forma en la que reparte los votos. Y, finalmente, "porque los plazos son muy cortos". De hecho, si la portavoz de Podemos en la Asamblea y cabeza más visible de los Anticapitalistas, Lorena Ruiz-Huerta, decide presentarse, tendrá que decidirlo esta misma semana. Esas prisas, señala esta corriente, dificultan enormemente "hacer procesos abiertos y participativos" para acudir a las primrias.

Polémica interna

En los últimos días, el formato de las primarias generó tensión entre pablistas y errejonistas. El martes, el CCA -máximo órgano entre asambleas- aprobó celebrar "lo antes posible" las primarias. El argumento de la dirección era que resultaba necesario acelerar los primarias en el actual contexto de crisis política en la Comunidad, con la presidenta Cristina Cifuentes (PP) en la cuerda floja por las presuntas irregularidades en torno a su máster universitario, Ciudadanos recogiendo el desgaste de los conservadores, y el PSOE embarcado ya en la precampaña con la moción de censura encabezada por Ángel Gabilondo como principal reclamo. Frente a todos ellos, Podemos tenía aún a un candidato por confirmar y unas primarias por realizar.

Al término de esa reunión del martes, Espinar explicó que se celebrarían primarias "en dos tiempos", un modelo completamente inédito en Podemos y que no quedaba definido con claridad en el acta de la votación. El miércoles, Errejón señaló que no contemplaba esa posibilidad y exigió que se eligiesen al mismo tiempo el cabeza de cartel, su equipo y su proyecto. De no ser así, llegaron a comentar fuentes de su entorno, el diputado morado amenazaba con dar un paso atrás y no presentarse a las primarias. Esa advertencia del errejonismo provocó la reacción del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que advirtió de que no aceptaría "ni media tontería" en este asunto. Monedero, cofundador del partido, se dijo por su parte "cansado" de las "niñerías" de Errejón.

Pero la salida de Iglesias no logró acallar la polémica. En la tarde del miércoles, Espinar reclamó a Errejón que rectificase sus palabras. Por la noche, en una entrevista en la Cadena SER, Errejón insistió en su idea de que la votación debía ser conjunta. El tira y afloja continuó durante el resto de la semana, ya en privado, hasta llegar a la votación de este domingo, en la que se aprobó el reglamento en una votación telemática de los miembros del CCA. Esta normativa recoge la petición de Errejón de celebrar primarias simultáneas, incluye las citadas cláusulas para garantizar que las listas minoritarias tendrán representación en puestos de salida y define el calendario. Están por definir por ahora los mecanismos de confluencia del partido morado con otras fuerzas, como IU o Equo.

El calendario

Según lo aprobado este domingo por el Consejo Ciudadano Autonómico de Podemos en la Comunidad de Madrid, estas serán las fechas de las primarias para conformar la candidatura regional para los comicios de 2019.

  • Concesión de avales de candidaturas: del 16 al 20 de abril.
  • Inscripción de candidaturas provisionales: del 16 al 20 de abril.
  • Publicación de las candidaturas provisionales: 23 de abril.
  • Subsanación de incidencias técnicas: del 24 al 26 de abril.
  • Publicación de las candidaturas definitivas: 27 de abril.
  • Campaña electoral: del 28 de abril al 14 de mayo.
  • Periodo de votación: del 9 al 14 de mayo.