La Feria de Sevilla arrancará este sábado, 14 de abril, por la noche con la tradicional cena del pescaíto en las casetas y el posterior alumbrado de la portada a las 00.00 horas.

Es, con permiso de Bob Dylan, la puerta del cielo a la que no hace falta llamar, porque durante los próximos ocho días estará abierta para todo aquel que quiera adentrarse en los confines del Real de Los Remedios. Es el emblema de la Feria, la brújula impertérrita que desde las alturas, pero no altanera, vigila y guía a los sevillanos.

El primer tubo de la portada de la Feria de Abril de Sevilla de 2018 se colocó el pasado 2 de enero. Desde entonces, e incluso desde antes, muchas horas de trabajo -más de 16.000- avalan el alzamiento de esta estructura para que mañana se produzca el momento más esperado por todos, el alumbrado de sus 25.000 bombillas, a las 00.00 horas en punto, que marcará el inicio de una de las fiestas de la primavera más señaladas de la ciudad.

La de este año está inspirada en la caseta de estilo arabesco de 1905 del Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla, en homenaje a una institución que este año celebra su 150 aniversario y que es, en palabras del Ayuntamiento de la capital hispalense, "un referente en la vida sociocultural y deportiva de Sevilla, así como en la difusión del patrimonio y las tradiciones de la ciudad".

Se inspira también en el arco de los Pavones del Salón de Embajadores del Alcázar y está rematada en los extremos con una interpretación de la Casa Nogueira de Aníbal González de 1907.

Ficha técnica de la portada

La portada, de 40 metros de altura y 250.000 kilos de peso, es un diseño del arquitecto y pintor César Ramírez (Sevilla, 1970), que cuenta con una larguísima trayectoria como pintor y cartelista de las Hermandades y Cofradías de la ciudad y la provincia.

Está formada por un gran arco superior, inspirado en el de los Pavones, con una decoración de aves de cetrería y pavos reales. Por debajo hay dispuestos otros tres arcos, que representan la caseta del Mercantil de 1905. Y a los lados, dos torres laterales que homenajean al arquitecto sevillano Aníbal González y al conjunto de arte mudéjar, evocando la esquina de la fachada de la Casa Nogueira, situada en la Campana, en el centro de Sevilla.

El escudo de la ciudad corona el remate de la parte superior de la estructura, flanqueado por un abanico de banderas de España y de Andalucía, y que se inspira en el templete levantado en la Plaza Nueva en el año 1862 con motivo de la visita de la Reina Isabel ii.

Una portada, en definitiva, que "va a suponer un hito en la historia de la Feria de Abril por su belleza y por su calidad artística", asegura el Consistorio.
un coste de más de medio millón de euros

La construcción de la portada de la Feria de Abril de este año ha contado con un presupuesto de 560.000 euros, aproximadamente.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.