La Feria de Abril comenzó sin una sola caseta y fue evolucionando  hasta llegar a lo que es hoy, un espacio con más de mil, punto de encuentro de todo el que se acerca al Real.

Son el alma de la fiesta, el punto de encuentro de amigos, familiares y demás visitantes. El lugar donde se come, se bebe, se baila y se ríe. Donde puedes conocer al amor de tu vida o hasta cerrar un negocio millonario. Son, en definitiva, el hogar de los sevillanos durante los ocho días que dura la Feria de Abril.

Un hogar formado por una estructura de tubos metálicos cubiertos por lonas a rayas verdiblancas o rojiblancas de uno, dos o más módulos. Así deben ser todas las casetas de la Feria, las 1.052 que habrá este año, porque así lo estipula una ordenanza municipal. Pero no siempre fue de esta manera.
los orígenes

En los inicios de la fiesta, en el siglo xix, tan solo había algunos espacios acotados con un ligero entramado cubierto por lonas para dar sombra a los tratantes. En 1849 se instaló una única caseta para vigilar el recinto y, al año siguiente, otras cuantas para la venta de turrones, comida y bebida. Ya en 1919 se consiguió cierta uniformidad en base a un diseño del pintor Gustavo Bacarisas. Pero no fue hasta 1983 cuando se establecieron normas para el montaje de las casetas.

Y así llegamos a nuestros días, con más de un millar de segundas residencias que, en su mayoría, son privadas. Pertenecen a socios que pagan una cuota anual para mantener la caseta y, llegada la hora, ponerla de punta en blanco para la celebración.
años de espera.

El Ayuntamiento recibe cada año alrededor de un millar de solicitudes para la adjudicación de casetas, un proceso que sigue el criterio de antigüedad en la extensa lista de espera. Pero conseguir una es cuestión de paciencia. Y para muestra, un botón: este año tan solo se han adjudicado tres nuevas licencias de las 1.044 peticiones realizadas. Los solicitantes llevaban 27, 26 y 21 años, respectivamente, esperando su turno.

CASETAS PÚBLICAS

¿Que no tiene usted caseta ni conoce a nadie que la tenga? No se preocupe. En la Feria existen también algunas de acceso libre en las que no tendrá ningún impedimento para entrar. 

Este año habrá en las calles del Real de Los Remedios un total de 1.052 casetas, la mayor parte de ellas privadas. Sí tienen acceso libre las seis de los distritos municipales y una decena más.

Quédese también con la dirección de otras dos casetas importantes del Real: la de los Niños Perdidos (Gitanillo de Triana 126) y el Taller de Costura (Flota de Indias, frente a la calle Jiménez Chicuelo), donde se puede evitar que un roto inoportuno nos estropee la fiesta.


Consulta aquí más noticias de Sevilla.