El Gobierno dice que respeta la decisión de la Justicia alemana sobre Puigdemont

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, durante la intervención de la jornada 'España, país para invertir'.
El ministro de Justicia, Rafael Catalá, durante la intervención de la jornada 'España, país para invertir'.
J.J Guillen / EFE

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, afirmó este jueves que el Gobierno respeta y acata la decisión de un tribunal alemán de descartar el delito de rebelión en la petición de extradición a España del expresidente catalán Carles Puigdemont.

"Es la manifestación del funcionamiento de la Justicia independiente, aquí en España, en Alemania y en todos los países de la UE", dijo Catalá en declaraciones a los medios, antes de presentar en el Club Siglo XXI al presidente de la Asociación Catalana de Juristas Llibertats, Pere Lluìs Huguet, quien impartió una conferencia sobre "Cataluña y Estado de derecho".

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, expresó asimismo este jueves el "total respeto" del Ejecutivo a la decisión de la Audiencia Territorial alemana de Schleswig-Holstein sobre el expresidente catalán e instó a conocer la fundamentación de la misma.

Saénz de Santamaría, en declaraciones a los periodistas tras un acto que presidió en Madrid, insistió en que "hay que esperar a la notificación de esa decisión para conocer bien su fundamentación".

La vicepresidenta precisó, no obstante, que, de la misma forma que hace unos días el Gobierno expresaba su respeto a la petición de la fiscalía alemana de que Puigdemont permaneciera en prisión, ahora respeta también la decisión de esa audiencia territorial.

"Somos un estado que se caracteriza por respetar las decisiones de los tribunales cualquiera que sea el sentido de ese pronunciamiento y esta vez nos comportaremos de la misma manera", reiteró.

La Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein, en el norte de Alemania, descartó este jueves el delito de rebelión en la petición de extradición a España del presidente catalán, detenido desde el pasado 25 de marzo, y decretó su libertad bajo una fianza de 75.000 euros mientras estudia la entrega por el otro delito del que se le acusa, el de malversación de fondos públicos.

Sin embargo, según explica este tribunal alemán, la sala primera de lo penal considera en principio que la imputación del delito de rebelión es "inadmisible", pero cree que sí puede ser aceptado por el de corrupción, como malversación de fondos públicos. Además, la Audiencia no cree que Puigdemont corra riesgo de persecución política.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento