Preso indultado por nuestro Padre Jesús El Rico
El preso indultado por nuestro Padre Jesús El Rico procesiona delante del trono en la noche del Miércoles Santo malagueño. EFE/Carlos Díaz

Cinco personas condenadas por tráfico de drogas o delito contra la salud pública saldrán de prisión a lo largo de la Semana Santa en virtud de los indultos que ha concedido el Gobierno a petición de otras tantas cofradías. Son cuatro hombres y una mujer, condenados a entre tres años y tres años y medio de prisión, que desde el pasado martes y hasta el próximo Viernes Santo participarán en ceremonias del perdón organizadas por cofradías que lo consideran un acto de “caridad” y recobrarán así su libertad.

Este Jueves Santo se hará efectivo el indulto para R.L.R, condenado por un juzgado de Arrecife a tres años y un día de prisión y a una multa de 658,92 euros por un delito contra la salud pública y cuya puesta en libertad demandó al Ministerio de Justicia la Real Hermandad de Jesús el Nazareno de Ponferrada.

El pasado martes, fue liberado el indulto promovido por la Cofradía Santo Cristo del Perdón de León para J.M.O.O., condenado por tráfico de drogas a tres años de cárcel y una multa de 35.965 euros por delitos cometidos entre 2014 y 2015.

El Miércoles Santo fueron indultados  S.S.A, condenada a tres años y seis meses por delito contra la salud pública, a propuesta de la Hermandad del Santísimo Ecce Homo de Gandía (Valencia), y J.M.G.R, que cumplía una pena de tres años por el mismo delito y cuyo perdón había solicitado, “en cumplimiento del privilegio otorgado por el Rey Carlos III”, la Cofradía de Nuestro Padre Jesús el Rico de Málaga. Precisamente, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, estuvo presente en su “acto de liberación”, en Málaga.

Por último, el Viernes Santo entrará en efecto el indulto concedido a D.V.G, condenado por delito contra la salud pública a tres años de cárcel y multa de 8.500 euros, gracias a la petición de la Pontificia y Real Cofradía y Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad y Descendimiento del Señor de Granada.

Según el Ministerio de Justicia, son medidas de gracia que “tradicionalmente solicitan las cofradías de penitentes para aquellos reos de su provincia”, que tienen que cumplir los mismos requisitos que cualquier indulto ordinario.

Acto del Perdón

Para cofradías como la del Santo Cristo del Perdón de León, solicitante de uno de los indultos concedidos este año, se trata cumplir su “compromiso de caridad cristiana, solicitando el perdón en forma de indulto para un condenado de la justicia”.  Según explica en su página web, el “Acto del Perdón” que el pasado martes protagonizó J.M.O.O. tiene lugar todos los años ante la catedral de León, en concreto, ante el Locus Appellationis, el lugar donde a finales del siglo XI un tribunal formado por representantes de cada estamento de la sociedad de aquel tiempo –Realeza, Iglesia, Nobleza y Pueblo- administraba justicia.

El indulto está regulado en España por una ley de 1870, que habla del “ministro de Gracia y de Justicia”. Lo concede el Rey, a propuesta del Ministerio de Justicia y previa deliberación del Consejo de Ministros, que antes debe escuchar la opinión del tribunal que dictó la condena y del Ministerio Fiscal, a través de informes que no son vinculantes. Deben concurrir “razones de justicia, equidad y utilidad pública”, indica el Ministerio de Justicia.

Estas condiciones son obligadas tanto para los reos que esta Semana Santa serán liberados por intermediación de las distinta cofradías como para quienes piden un indulto ordinario, como es el caso de las otras cuatro personas para las que el Gobierno acordó esta medida de gracia el mismo día que los cinco anteriores.

Primeros indultos de 2018

Se trata de los nueve primeros indultos en lo que va de 2018, cuando el Gobierno ha rechazado 625 peticiones, según datos del Ministerio de Justicia. La cantidad de indultos que se conceden cada año es muy variable pero, en una serie que empieza en 2001, a partir de 2014 se aprecia una reducción de las medidas de gracia, que ese año, por primera vez, bajaron del centenar que no se ha superado desde entonces.

En 2008 se concedieron 405 y se rechazaron 4.911; en 2009, se concedieron 423 y se rechazaron 4.968; en 2010, 404 frente a 5.900; en 2011, el Gobierno admitió 501 y rechazó 6.995; en 2013, hubo 190 síes y 6.766 noes; en 2014, 72 frente a 6.752; en 2015 hubo 73 indultos frente a 5.685 rechazados; en 2016, 27 frente a 3.9747, y en 2017, 26 presos fueron indultados y se rechazó la petición de 4.344.

Pueden pedir el indulto los presos por cualquier motivo, pero las estadísticas de Justicia señalan que el delito  contra la salud pública, en el que se incluye el tráfico de drogas y por el que penaban los cinco indultados esta Semana Santa, es el que más medidas de gracia ha conseguido desde 2008. De los 26 indultos de 2017, 13 se situaron en esta categoría, seguidos de seis por delitos contra la Administración Pública y cinco contra el patrimonio.

También fue el caso de dos de los otros cuatro indultados en lo que va de año. Los otros dos estaban en prisión por falso testimoniorobo con fuerza.