Francisco Granados, camino del juzgado
Granados ha declarado este jueves por tercera vez, a petición propia. EFE

El exconsejero madrileño Francisco Granados ha aportado este jueves al juez del caso Púnica unas facturas de la Consejería de Justicia cuando la presidía Alfredo Prada (2003-2008) que, según ha dicho, podrían ser falsas y haber servido para gastos electorales del PP.

Según han relatado a Efe fuentes presentes en su declaración, Granados ha dicho al juez que ha encontrado las facturas en su casa y les ha dado ahora importancia porque le extrañan los conceptos que recogen, y que cree que con ese dinero se pagaron gastos de campaña.

Granados, que sustituyó a Prada al frente de la Consejería de Justicia, ha declarado por tercera vez a petición propia ante el juez del caso Púnica en la Audiencia Nacional, después de que negase el lunes en el Congreso haber visto cuentas en B en el PP o "sobres" de dinero negro circulando por el partido.

En su primera declaración del pasado 12 de febrero, Granados afirmó al juez que había una campaña electoral "paralela" para financiar gastos de Aguirre, que era "ajena al Partido Popular, desde luego al nacional, porque el nacional aquí no pintaba nada, y ajena al PP de Madrid desde el punto de vista contable".