Francisco Granados
Francisco Granados en una imagen de archivo.

Francisco Granados, nacido en Valdemoro y de 47 años de edad, se licenció en Ciencias Económicas y Empresariales en la Universidad Complutense de Madrid y comenzó su carrera en la empresa privada. Fuera de la esfera pública trabajó, entre otras, para Interdealers S.V.B., Société Genérale, Caja Madrid, Ibercaja, y la eléctrica francesa SNET hasta su nombramiento como consejero regional en noviembre de 2003.

Fue alcalde de Valdemoro entre 1999 y 2003En su vida política fue secretario general del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid y fue miembro del comité Ejecutivo Regional del PP de Madrid. Pasó a ejercer competencias en 1999, cuando resultó elegido alcalde de Valdemoro, puesto que mantuvo hasta el 22 de noviembre de 2003.

En ese momento, Aguirre le reclamó y fue nombrado consejero de Transportes e Infraestructuras del Gobierno regional presidido por Esperanza Aguirre, cargo que desempeñó hasta diciembre del 2004. Antes de arrancar la legislatura, presidió la comisión parlamentaria de investigación por el 'Tamayazo'.

Desde esta fecha, desarrolló su trabajo al frente de la Consejería de Presidencia, cargo que compatibilizó con el de secretario general del Partido Popular madrileño. Tras las elecciones celebradas en mayo del 2007 sumó a sus competencias las de Interior. Hasta mayo del 2011 dirigió la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior del Gobierno madrileño. En septiembre del 2008 fue reelegido secretario general del PP de Madrid.

Antes, en octubre de 2006, Granados saltó a las páginas de los periódicos después de que un desconocido incendiase el coche de su mujer en su garaje de Valdemoro y se relacionase la propiedad del vehículo con una constructora local que era contratista del Ayuntamiento.

Escándalo de espionaje

En enero de 2009 se desveló que antiguos miembros del cuerpo de la Seguridad del Estado realizaron trabajos de inteligencia a los entonces vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, al vicealcalde Manuel Cobo y al exconsejero de Justicia Alfredo Prada, ordenados en última instancia por Granados, que era en ese momento consejero de Presidencia, Justicia e Interior. Ante la comisión creada para este asunto, Granados negó que existiera esa trama de espionaje.

Apartado del Gobierno regional y la cúpula del PP

No obstante, tras las elecciones regionales de mayo de 2011, Esperanza Aguirre lo dejó fuera del Gobierno regional y no le dio ninguna Consejería. Había pasado de convertirse en uno de los hombres fuertes en la Comunidad de Madrid a estar totalmente apartado. Meses más tarde, en noviembre, Aguirre decidió apartarlo totalmente de la cúpula del PP madrileño. Decidió destituirlo fulminantemente como secretario general del PP en Madrid por "falta de confianza".

Y por si no fuera suficiente, los cargos que había tenido en la Comunidad y en el PP de Madrid de 'número dos' de la presidenta fueron asumidos por Ignacio González, en quien Aguirre depositó la confianza que había retirado completamente a Granados. Un golpe bajo más, teniendo en cuenta que en la política madrileña era de sobra conocido que la relación entre Granados y González no se podría calificar precisamente de "amistosa".

Granados abandonó en febrero de 2014 el puesto de Senador y de diputado en la Asamblea de Madrid tras conocerse que tuvo una cuenta a su nombre en Suiza entre los años 1996 y 2000.

Patrimonio declarado

A Granados se le considera un consumado inversor bursátil y siempre ha defendido que su patrimonio proviene de su vida empresarial, nunca de su vida política. En septiembre de 2011, y merced a la obligación de que todos los senadores hiciesen públicas sus posesiones, Granados declaró haber recibido en 2010 un total de 111.999 euros netos por su labor en el Gobierno de la Comunidad de Madrid e intereses de depósitos por valor 14.902 euros.

Tiene grandes inversiones en depósitos y fondos de pensionesGranados, además, dispone de dos pisos ubicados en la Comunidad de Madrid, un chalet unifamiliar adosado adquirido en 2007 en Valdemoro, cuatro plazas de garaje, un unifamiliar adosado en Málaga y el 50% de un terreno rústico en la región fruto de una herencia.

Asimismo, ha declarado 4.000 euros en cuentas corrientes, 450.000 euros en depósitos a plazo y otros 50.000 en fondos de pensiones. Dispone además de 2.000 acciones de Bankia adquiridas el pasado 20 de julio y dos vehículos, un 'Touareg' y una moto marca Suzuki. En cuanto a deudas y obligaciones patrimoniales, Granados dispone de un crédito hipotecario contraído en 2007 por valor de 330.000 euros del que quedan por pagar 275.000.

Consulta aquí más noticias de Madrid.