Kim Kardashian
La empresaria Kim Kardashian con un vestido palabra de honor. GTRES

Durante más de medio siglo ha sido un símbolo de la elegancia, no solo dentro de la alta costura francesa, si no en el panorama internacional.

Hubert de Givenchy, fundador de la casa de Givenchy, murió este sábado en su casa. Tenía 91 años.  A lo largo de su carrera, Givenchy ha sido una de las figuras más influyentes de nuestro tiempo en el universo de la moda y su legado aún se percibe en los diseños más actuales. 

Su nombre empezó a sonar con fuerza en Estados Unidos, fruto de su relación con la actriz Audrey Hepburn, quien se convirtió en musa y amiga de Givenchy. Su estrecha amistad duró más de 40 años. "Soy tan dependiente de Givenchy como algunos estadounidenses lo están de su psiquiatra", comentaba Hepburn sobre el diseñador francés.

La pareja se conoció gracias al cineasta Billy Wilder durante el rodaje de Sabrina (1953). Hepburn interpretaba el papel de la hija del chófer de los Larrabee, una familia adinerada cuyo hijo menor le quitaba el sueño a Sabrina. Una serie de circunstancias hacen que la joven viaje a estudiar a París de donde regresa transformada en una mujer elegante y seductora.

Para que Hepburn pudiera preparar el papel y asimilar la cultura de la alta costura, Wilder la envió al atelier de Givenchy. A raíz de aquel encuentro, el binomio Hepburn-Givenchy siguió trabajando de la mano y, más adelante, el francés fue el encargado de crear el icónico little black dress que llevó la artista en la película Desayuno con diamantes (1961). Un diseño que sigue siendo un must a pesar de los años que han pasado.

Además de Hepburn, Givenchy también vistió a otras divas del cine de los 50 y 60, incluyendo a Marlene Dietrich, Elizabeth Taylor, Greta Garbo y Grace Kelly.

A lo largo de los años, muchas han sido las actrices (y también actores y directores) que han seguido confiando en la marca Givenchy para sus eventos públicos apesar de que Hubert dejó de ser director creativo de la firma en 1995.

GIVENCHY FAMILY: #PedroAlmodovar at the #GivenchySS18 show by @clarewaightkeller

Una publicación compartida de GIVENCHY (@givenchyofficial) elOct 1, 2017 at 2:01 PDT

Una de sus mayores fans es la ganadora del Óscar Emma Stone que ha elegido, sobre todo, looks total black: bien vestidos semitransparentes o monos de una pieza. El año que recibió el Óscar por La La Land, escogió un vestido largo en dorado de la firma. Pero, Stone no es la única famosa que apuesta por un Givenchy para pasearse por la red carpet.

Margot Robbie (en la última edición de los Premios Bafta), llevó un vestido de la colección primavera-verano 2018 con detalles de pedrería en la falda, transparencias, encaje...

Una reivindicativa Nicole Kidman, de riguroso negro en los Globos de Oro  fue de las mejor vestidas en una noche en la que además se llevó a casa un galardón. El delicado diseño llevaba el cuerpo realizado en encaje recortado con aplicaciones de lentejuelas y cristal.

El color característico de Givenchy es el negro, pero también son espectaculares sus diseños en blancos y rojos, este último un tono que ha llevado varias veces Charlize Theron. Durante la premier en Berlín de la película Atómica, Theron mostró sus interminables piernas con un conjunto de dos piezas de blusa y minifalda de volantes.

El mundo de la interpretación no es el único que se ha rendido ante las obras de arte de la maison Givenchy: cantantes como Courtney Love, Madonna, Beyoncé, Adele... figuran entre las más conocidas.

La marca escogió en 2005 a Riccardo Tisci como director creativo lo que hizo que Kim Kardashian se volviese fan de los diseños.