Capricornio según Shag
Capricornio según Shag. 'Las doce estaciones de Ptolomeo' podrá verse en la galería La Fiambrera de Madrid hasta el próximo 1 de abril.  SHAG

Sus obras lucen en las mansiones de grandes estrellas como Whoopi Goldberg, Ben Stiller, Seth Green, Rob Zombie y Nancy Sinatra y desde hoy están colgadas también La Fiambrera para que las disfrutemos el resto de los mortales.

La galería malasañera presenta la segunda exposición en Madrid de Josh Agle, más conocido como Shag (nombre formado por las dos últimas letras de su nombre y las dos primeras de su apellido). Artista afincado en Palm Springs (California) y una de las cabezas visibles del movimiento lowbrow, también conocido como surrealismo pop.

No hay duda de las fuentes de las que bebe este creador. Su estilo es una mezcla perfecta entre lo kitch, la estética retro de mitad del siglo XX, series como Mad Men, la publicidad de los años 50 y 60 y películas como El guateque o Desayuno con diamantes. Sus personajes son sofisticados, fuman, beben y en general disfrutan de la buena vida, aparecen en escenarios estilosos y con decoración muy cuidada, y las mujeres, tienen una presencia determinante y predominante en sus trabajos.

Sin embargo, sus temas son contemporáneos: "El estilo retro es solo una fachada que esconde lo que realmente quiero comunicar con el arte", ha confesado. "El punto de vista de Shag es el de un espectador distante, al que lo que realmente interesa es la historia que se intuye detrás de las imágenes, la cual no explica, y su narrativa misteriosa e inquietante. No faltan la crítica y la sátira, que utiliza a veces en la ridiculización de algunos personajes", añade la galería.

La exposición que podemos ver en La Fiambrera se titula Las doce estaciones de Ptolomeo y reúne las doce ilustraciones que realizó en 2003 inspiradas en los signos del zodiaco y que se expusieron entonces en la galería La Luz de Jesús de Los Ángeles. Se muestran también los fondos de Shag de la propia galería, originales y serigrafías descatalogadas desde hace años provenientes de su archivo personal y muchas de las cuales se verán por primera vez en nuestro país.

Nacido en el seno de una familia mormona, en los inicios de su carrera se dedicó a la ilustración comercial para clientes como Time o Forbes. A finales de los años 90, con la explosión del arte lowbrow y la cultura tiki, decide centrarse en sus proyectos personales aunque sigue produciendo algún encargo de forma selectiva (por ejemplo, la serie de cuadros realizados para Disney para el 40 aniversario de Disney World).