La mayoría independentista en el Parlament ha aprobado este jueves la resolución de JxCat (acordada con la CUP con el visto bueno de ERC) en la que se rechaza la "destitución ilegal e ilegítima" de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat y se avala el "referéndum de autodeterminación" del 1-O y la acción republicana. Ha sido en un pleno cargado de tensión por las posibles consecuencias judiciales derivadas de esta iniciativa.

Tras la votación, el grupo de Junts per Catalunya explicaba su cuenta de Twitter que el Parlament legitima al president Puigdemont

Desde el 17 de enero, día en que se constituyó el Parlament surgido de las urnas el 21D, no se reunía el pleno, y en la sesión de hoy se ha vuelto a visualizar la fractura entre los bloques independentista y constitucionalista.

Con las negociaciones ya muy avanzadas entre las fuerzas independentistas para desencallar la legislatura con un plan B que pasaría por intentar investir a Jordi Sànchez, número dos de JxCat, que sigue en prisión preventiva, el Parlament ha aprobado una simbólica resolución que denuncia la "destitución ilegal e ilegítima" de Puigdemont y proclama la voluntad y el compromiso de restaurar la institución de la presidencia de la Generalitat.

Puigdemont, subraya el texto, "sigue contando con la mayoría parlamentaria suficiente" para poderle "ratificar la confianza como presidente".

Además de este reconocimiento a la figura de Puigdemont -en Bélgica, huido de la justicia española-, la resolución incorpora una referencia al 1-O, que ha generado polémica entre los grupos parlamentarios, si bien finalmente se ha descartado la enmienda de la CUP que planteaba "reafirmar" la declaración unilateral de independencia aprobada el pasado 27 de octubre.

Aun así, el texto exige que el Gobierno del Estado "cese las injerencias" sobre las instancias judiciales para impedir que se materialice la voluntad democrática "legítimamente expresada en el referéndum de autodeterminación de Cataluña del 1 de octubre", una expresión que, según han alertado los letrados del Parlament, puede chocar con las resoluciones del Tribunal Constitucional (TC).

Los diputados de Ciudadanos, el PSC y el PPC han renunciado a participar en la votación de este punto alusivo al 1-O, que ha sido aprobado con los 68 votos a favor de JxCat, ERC y la CUP -incluidos los votos delegados de Oriol Junqueras y Jordi Sànchez, aún en prisión preventiva- y los ocho en contra de los comunes.

Recurso de Ciudadanos

Ciudadanos ha anunciado que presentará en los próximos días un recurso de amparo ante el TC, al considerar que, con la decisión de la Mesa de dar luz verde a las enmiendas de la CUP a la resolución de JxCat, se han vulnerado los derechos de los diputados.

Fuentes próximas al presidente del Parlament, Roger Torrent, han argumentado que no era necesario que la Mesa se pronunciara sobre la admisión a trámite de las enmiendas transaccionales, pactadas entre JxCat y la CUP y que han sido aprobadas en el pleno.

Sin embargo, fuentes de Ciudadanos han subrayado que la Mesa "tiene que calificar o inadmitir cualquier texto" parlamentario, por lo que a su juicio lo que intenta Torrent es "eludir" una eventual responsabilidad penal al no aclarar si han admitido estas enmiendas.

Los letrados advierten de problemas jurídicos en la resolución

Los letrados del Parlament han advertido este jueves de que la resolución pactada entre JxCat y la CUP podría abrir un nuevo contencioso con el Tribunal Constitucional (TC), han explicado fuentes parlamentarias.

JxCat y la CUP han presentado este jueves un resolución transaccionada: modifica el texto original de JxCat con propuestas de la CUP, pero no incluye la enmienda de los 'cupaires' que pedía ratificar la declaración de independencia.

El problema que se ha planteado es que, para tramitar la resolución transaccionada que evita ratificar la declaración de independencia, primero hay que tramitar las enmiendas independentistas de la CUP sobre las que pesa una advertencia del Estado.

Los letrados han advertido de que la mera tramitación de las enmiendas, aunque luego no se aprueben, ya puede ser constitutiva de que la Cámara entre en confrontación con las sentencias del Constitucional sobre el proceso soberanista.

El TC notificó en su día sus sentencias a varios miembros soberanistas de la Mesa, pero ninguno de ellos sigue formando parte del órgano rector de la Cámara.

Para que los actuales miembros soberanistas de la Mesa no pudieran alegar desconocimiento sobre los fallos, el miembro del PSC, David Pérez, ha fotocopiado y repartido las advertencias que llegaron en su dia.

Se trata de las notificaciones que llegaron en la anterior legislatura y que advertían del deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa que entrara en confrontación con el TC.

Arrimadas acusa al independentismo de "mentir" y no tener "hoja de ruta"

La presidenta del grupo parlamentario de Cs, Inés Arrimadas, ha cargado este jueves durante el pleno contra el independentismo y los partidos soberanistas que negocian una investidura y un acuerdo de Gobierno.

En su intervención en el pleno , Arrimadas ha dejado claro que por su grupo se ha constatado que los independentistas "no tienen ni hoja de ruta, ni futuro, ni proyecto para todos los catalanes, ni nada de nada".

"Solo hay que escuchar los diputados de JxCat. ¿Esta es la hoja de ruta para la supuesta república independiente? ¿Cuanto tiempo mantendrán esta ficción, esta farsa, esta mentira que no se creen ni ustedes?", ha espetado, añadiendo que, cuanto menos, el pleno de este jueves ha servido para que el sobiranisme "dé la cara".

La CUP reivindica la declaración de independencia

El líder de la CUP en el Parlament, Carles Riera, ha reivindicado este jueves la declaración de independencia de 2017 y ha lamentado las "reculadas" de JxCat y ERC en el despliegue de la hoja de ruta republicana.

En su intervención en el pleno, ha avisado de que, cuando el independentismo "retrocede un paso, el Estado avanza dos, y cuando hace autonomismo y no república, el Estado responde con recentralización".

Ha constatado que hay miembros de JxCat y ERC en la cárcel o en Bélgica por su defensa del independentismo, pero también ha afirmado que "desdecirse del camino hecho es una de las peores políticas y una desconsideración hacia la gente que se jugó la piel" en el referéndum del 1-O.

Riera ha reivindicado que el pleno de este jueves debería haber sido el primero de la república catalana "votada democráticamente y legítimamente proclamada en el Parlament, y posteriormente suspendida por la aplicación del 155 con el apoyo de PP, Cs y el PSC".

Entonces "el Govern se retiró, la Mesa aceptó su disolución y la república catalana quedó suspendida, lo que amplificó la represión del Estado español", y también ha defendido poder presentar sin persecuciones una enmienda para defender la declaración de independencia, tal y como hacen en el pleno de este jueves.

Los anticapitalistas dicen que no han retirado la enmienda

La CUP no ha retirado la enmienda relativa a la declaración unilateral de independencia (DUI) a la propuesta de resolución presentada por JxCat, sino que ha sido el grupo liderado por Carles Puigdemont el que no la ha aceptado.

Así lo han afirmado los anticapitalistas en un mensaje en Twitter, en el que han indicado: "Nosotros la mantenemos (la enmienda), aunque no se llevará a votación".

Iceta pide que se active el plazo para nuevas elecciones

El líder del PSC, Miquel Iceta, ha emplazado a las fuerzas independentistas a volver al "principio de realidad" y permitir que se active el plazo de dos meses para nuevas elecciones, ante los intentos de construir "legitimidades paralelas abocadas al fracaso" y de nombrar presidentes de "pacotilla".

En su intervención en el pleno del Parlament para defender la propuesta de resolución presentada por el grupo PSC-Units, Iceta ha asegurado que "la ausencia de un Govern perjudica a la economía y genera inestabilidad, desigualdad, erosión de derechos sociales y pobreza", ante lo que Cataluña "necesita un gobierno".

Iceta ha instado a JxCat, ERC y la CUP a aclarar si quieren una legislatura continuista con la anterior o están dispuestos a "buscar una salida". En su intervención ante el pleno, Iceta ha reivindicado la necesidad de un "acuerdo mayoritario de los catalanes" desde el respeto a la legalidad.

Por otro lado, ha avisado de que cualquier intento de construir una legitimidad paralela aunque sea de manera simbólica "erosiona" las instituciones y está evocado al "fracaso".

Asimismo, ha considerado "inapropiado" que haya miembros en el futuro Govern con procesos judiciales abiertos, aunque no estén en prisión preventiva. Según Iceta, no se podrán dedicar con plenitud a sus tareas porque se tendrán que centrar en preparar su defensa judicial.

Rovira pide hacer compatible reivindicar a Puigdemont y un Govern efectivo

La líder de ERC en el Parlament, Marta Rovira, ha pedido este jueves hacer compatible la reivindicación de que Carles Puigdemont (JxCat) es el presidente legítimo de Catalunya, con la necesidad de impulsar de forma urgente un Govern "efectivo" que opere desde Catalunya.

En una intervención ante el pleno, ha expuesto que formar un Ejecutivo en Catalunya es la única forma viable de acabar con "la dictadura" del artículo 155, por lo que ha concluido que el pacto con JxCat y la CUP para arrancar la legislatura no puede demorarse más.

Rovira ha pedido dejar de tratar a la ciudadanía con paternalismo y admitir que el proyecto republicano sigue vigente y es legítimo, pero también siendo conscientes de que existen muchas "adversidades y obstáculos" ante este proyecto político que no pueden obviarse.

Ha lamentado la ausencia en el pleno de los diputados afectados por estar en la cárcel o residir en Bélgica, y específicamente ha loado la gestión "brillantísima" de la economía catalana que hizo del vicepresidente de la Generalitat cesado, Oriol Junqueras (ERC), encarcelado desde el 2 de noviembre de 2017.

Rovira ha concluido que actualmente "hacer República" es dotar a Catalunya de mejoras sociales como la Renta Garantizada de Ciudadanía, por lo que ha insistido en que se necesita un Govern que pueda implementar políticas sociales cuanto antes.

Domènech señala que el Parlament no es fragmentable

El presidente de CatECP en el Parlament, Xavier Domènech, ha advertido a JxCat y ERC de que el Parlament de Catalunya es la representación de la voluntad del pueblo de Catalunya y por tanto no es fragmentable ni alienable: "No se pueden crear otras instituciones".

"Cuando se hace esto representando sólo al 47%, no se está renunciado solo a representar al Parlament, sino a representar al pueblo de Catalunya. Se renuncia a Catalunya", ha dicho en el pleno de desbloqueo institucional, en referencia al acuerdo de investidura de JxCat y ERC que propone un Parlament y un Govern paralelo en Bélgica presidido por Carles Puigdemont (JxCat).

Sobre esos acuerdos, ha criticado que se estén repartiendo despachos sin realizar debates de país generando incertidumbre en la ciudadanía a la que no se le ha dicho el plan de gobierno para la legislatura y sólo se ha hablado de nombre como el de Jordi Sànchez para presidir la Generalitat, algo que podría llevar a "mayores bloqueos".

"Si se decía que había que preservar a Puigdemont en el extranjero para no tener un presidente en la prisión, ¿cómo explican ahora que quieran un presidente que está en la prisión?", ha planteado, y ha exigido a la mayoría parlamentaria que piense en el futuro en vez de en el pasado.

Ha exigido que asuman ante la ciudadanía que "no hay restitución posible" del Govern anterior, porque Forcadell ya no es presidenta, porque hay gente en la cárcel y otros en libertad vigilada; que asuman que erraron al resumir la voluntad ciudadana expresada en las jornadas de octubre en una declaración de independencia que no tuvo consecuencias, y que piensen en recuperar ya el autogobierno.

Albiol a los independentistas: "Depende de ustedes lograr todo el autogobierno"

El diputado del PPC Xavier Garcia Albiol ha avisado los partidos independentistas que depende de ellos que las instituciones catalanas disfruten de todo el autogobierno. De este modo, ha querido trasladar la presión a JxCat, ERC y la CUP.

"No desaprovechen esta oportunidad con sus viejas dinámicas, volvemos a la convivencia y tengan la seguridad que nos encontrarán", ha añadido.

Por otro lado, ha defendido la reacción del Estado que, según él, "ha parado los pies" a los independentistas y ha hecho que todo haya sido simbólico.

Una respuesta estatal que ha calificado de "proporcional y gradual".

JxCat: "Ponemos en marcha el proyecto republicano"

El diputado de Junts per Catalunya (JxCat) en el Parlament Quim Torra ha proclamado que, con la aprobación de la propuesta de resolución de su grupo "sobre la restitución de las instituciones catalanas", se pone en marcha "el proyecto republicano para Cataluña".

Torra ha acusado al Estado de impulsar una "causa general contra el independentismo", en la que se establece la fórmula "independentista = culpable".

"Nadie nos hará callar ni abdicar de los principios y las ideas", ha advertido Torra, que ha recalcado que "la causa de la libertad de Cataluña es justa, la causa de la independencia de Cataluña es legítima y la causa de la república catalana es honorable".

Por ello, "no pensamos renunciar ni un milímetro a defender la justicia, la legitimidad y la honorabilidad de esta causa, al contrario, vale la pena seguir luchando por ella", porque "nos sentimos interpelados por la ciudadanía a continuar", ha añadido.

"Ponemos en marcha hoy el proyecto republicano para Cataluña", ha afirmado Torra para resumir la trascendencia de la resolución que este jueves aprobará el pleno con los votos de JxCat, ERC y la CUP.

Nueva versión de la propuesta

JxCat y la CUP han registrado este jueves una nueva versión de la propuesta de resolución sobre la "restitución de las instituciones catalanas", en la que se avala la legitimidad de Carles Puigdemont como candidato a ser reelegido president pero se evita reafirmar la declaración unilateral de independencia (DUI).

JxCat había presentado un texto que avalaba ERC pero que inicialmente rechazaba la CUP al considerarlo demasiado tímido, por lo que los anticapitalistas presentaron enmiendas, entre ellas una que planteaba "reafirmar" la declaración de independencia aprobada por el Parlament el pasado 27 de octubre.

Finalmente, tras las negociaciones de este miércoles por la tarde, JxCat y la CUP acordaron un texto que incorpora algunas modificaciones sugeridas por la CUP pero que deja a un lado la polémica enmienda que validaba la proclamación de la independencia y que, por este motivo, amenazaba con comprometer judicialmente a los soberanistas.

De hecho, los servicios jurídicos del Estado están estudiando ya las responsabilidades en que podrían incurrir los miembros de la Mesa del Parlament si finalmente mantuviesen la admisión a trámite de las enmiendas de la CUP para reafirmar la declaración unilateral de independencia, según han indicado fuentes del Gobierno.

También la Fiscalía General del Estado está estudiando las "posibles implicaciones penales" de la admisión a trámite por la Mesa del Parlament de las enmiendas de la CUP para reafirmar la declaración unilateral de independencia.

En concreto, la propuesta de resolución registrada por los independentistas manifiesta el "rechazo más absoluto a la aplicación del artículo 155 de la Constitución", con la que se han "vulnerado los derechos fundamentales de los catalanes" y "restringido las facultades de soberanía de sus instituciones legítimas", por lo que se pide "poner fin" inmediatamente a su vigencia.

Otro de los párrafos añadidos a instancias de la CUP denuncia la "represión generalizada del Estado español sobre el movimiento republicano catalán", que sufre "la prisión, el exilio y todo tipo de medidas penales injustas y antidemocráticas".

También denuncia la "deriva autoritaria y antidemocrática del Estado español", así como las "presiones e injerencias" del Gobierno de Mariano Rajoy al Tribunal Constitucional para vetar la investidura de Puigdemont.

La resolución mantiene el redactado original de JxCat en lo que se refiere a denunciar la "destitución ilegal e ilegítima" de Puigdemont y se proclama la voluntad y el compromiso de restaurar la institución de la presidencia de la Generalitat.

Puigdemont, subraya el texto, "sigue contando con la mayoría parlamentaria suficiente" para poderle "ratificar la confianza como presidente", por lo que las fuerzas independentistas exigen que el Gobierno del Estado "cese las injerencias" sobre las instancias judiciales para impedir que se materialice la voluntad democrática "legítimamente expresada en el referéndum de autodeterminación de Cataluña del 1 de octubre".

Se apuesta por activar desde el Parlament "todos los instrumentos y procedimientos" para garantizar los "derechos civiles y políticos de todos" sus diputados y "restablecer todas las instituciones" catalanas, "comenzando por la presidencia" de la Generalitat.

El pleno se retrasa

El pleno del Parlament programado para las 10 ha empezado más tarde por problemas originados con la resolución independentista que han transaccionado JxCat y la CUP.

La Mesa del Parlament ha estado analizando si el documento que han presentado estos dos grupos se adecua a la legalidad.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.