Perros en el zoosanitario.
Imagen de Perros en el zoosanitario. ARCHIVO

La Guardia Civil y los Agentes Rurales de la Generalitat han confiscado 39 perros que convivían en pésimas condiciones en una casa de Pontons (Barcelona) junto a su dueño y a la madre de este, de avanzada edad, para trasladarlos a un centro de la Sociedad Protectora de Animales de Cataluña.

Según ha informado hoy la Guardia Civil, efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), junto a los Agentes Rurales de la Generalitat, han decomisado estos animales tras comprobar la veracidad de las quejas vecinales que alertaban que en la vivienda de Pontons había una congregación excesiva de perros.

Efectivos del Seprona y de los Agentes Rurales corroboraron estas denuncias, ante lo que los servicios veterinarios elaboraron un informe sobre el estado de los animales que se presentó ante el Ayuntamiento del municipio, que ordenó el decomiso de los perros en base a la Ley de Protección de los Animales.

Los agentes han decomisado 39 perros que vivían en malas condiciones y ya han sido trasladados a las instalaciones que la Sociedad Protectora de Animales de Cataluña tiene en Torredembarra (Tarragona) .

Consulta aquí más noticias de Barcelona.