Fachada del Tribunal Supremo
Fachada del Tribunal Supremo EUROPA PRESS

El Tribunal Supremo ha condenado a penas de entre siete años y medio y ocho años de cárcel a tres exdirectivos de Arte y Naturaleza, sociedad que usaron para cometer una estafa piramidal mediante la venta de obras de arte sobrevaloradas.

Según la sentencia, hay 19.360 perjudicados por la estafa, a cuyas indemnizaciones deben aplicarse intereses desde la fecha en que la sociedad entró en concurso, el año 2006. La cuantía total es de 432,2 millones de euros, que tendrán que abonar conjunta y solidariamente los tres principales acusados: el ex director general Raúl García López, el exconsejero y exdirector de sucursales Andrés Macho Henares y la exconsejera Alba María García Santiago.

García Santiago es hija de Guillermo García del Toro, ya fallecido, que fue quien fundó, en 1996, el negocio piramidal de Arte y Naturaleza. Lo hizo siguiendo el patrón de Afinsa, empresa para la que él había trabajado como vendedor en los años 80 y que cometió una estafa análoga mediante la venta de sellos.

Estafa de notoria gravedad

El Alto Tribunal confirma que existió un delito de estafa de notoria gravedad y que afectó a una generalidad de personas.

En la sentencia, explica que no es delictivo que la sociedad comprara obras de arte y las vendiera a terceros por un precio determinado, incluso añadiendo, como hizo Arte y Naturaleza, un compromiso de recompra por un precio superior transcurrido un periodo de tiempo que se establecía en el contrato. Pero determina que se trata de una estafa porque se ocultó a los clientes que los objetos que se les vendían tenían en el mercado un valor notoriamente inferior —en ocasiones inexistente a aquel en que se adjudicaron, y que en ningún caso la sociedad podría revenderlos a terceros a ese precio, pues nadie pagaría tal cantidad por ellos.

También se les ocultó que, para hacer frente al compromiso de recompra, la sociedad necesitaría ineludiblemente el dinero pagado por otros clientes por otras obras de arte.

Respecto a la sentencia previa de la Audiencia Nacional, el Tribunal Supremo confirma que los dos principales acusados, García López y Macho Henares, cometieron delitos de estafa agravada y de insolvencia punible, pero los absuelve de falsedad contable. Además, el Alto Tribunal condena como cooperadores necesarios en delitos de falsedad en las cuentas anuales al ex director financiero de Arte y Naturaleza Fernando Senén Carrera Correa y al exauditor Francisco Vives Lluria a dos años y a un año de cárcel, respectivamente.