Ewan McGregor
El actor escocés Ewan McGregor, tras presentar su película 'The impossible', del realizador Juan Antonio Bayona, en el Festival de Cine de San Sebastián. JUAN HERRERO / EFE

Cuando Ewan McGregor recibió el Globo de Oro como Mejor Actor por su doble papel en Fargo, tuvo palabras de agradecimiento para dos mujeres. Aquella a la que había dejado, su ex mujer Eve Mavrakis, y aquella que había llegado en su lugar, Mary Elizabeth Winstead. Pero la presencia de esta última, compañera de reparto en esa serie de televisión, ha durado poco. Winstead, por quien McGregor dejó a su esposa, se ha ido.

Como cuenta la prensa anglosajona, la joven actriz se ha cansado de ser la mala de la historia. Según la revista Star, Mary Elizabeth Winstead estaba sufriendo porque en círculos y columnas se la calificaba de "rompe matrimonios" y "destructora de hogares". Tanta ha sido la presión que ha decidido dejar solo a Ewan McGregor. El actor escocés inició su relación con Winstead cuando todavía estaba casado con su mujer.

Una fuente cercana a la actriz dice que "Mary estaba avergonzada y odiaba que la etiquetaran de esta forma. Hace un año Ewan y su esposa estaban muy bien, pero él decidió romper su matrimonio por Mary y ahora parece que se ha quedado sin ninguna de las dos. Las ha perdido para siempre".

McGregor llevaba más de 20 años con Eve Mavrakis. En el rodaje de la tercera temporada de la serie Fargo conoció a Winstead, su novia en la ficción. La actriz hasta pasó por la misma casa de los McGregor para cenar con la mujer y las hijas. Tras publicarse varias fotos de los dos actores besándose, el escocés pidió el divorcio por "diferencias irreconciliables".

En el momento de decidir a quién quieren más, las hijas del matrimonio lo han tenido claro: a mamá. Clara McGregor, la mayor, lo ha dicho en las redes sociales. "Mi madre es la mujer más amorosa, más fuerte y más inteligente que conozco". Su hermana Esther ha escrito una canción y la ha compartido en Instagram: "No sé perdonar. No sé si puedo. Me arruinaste.... Yo no sé perdonar. No sé si puedo".