Campo en sequía
Campo afectado por la sequía. UPA

El primer tercio del año hidrológico en Andalucía, que comenzó el pasado mes de septiembre, se está caracterizando por ser especialmente seco, hasta el punto de que en determinadas zonas de la comunidad los índices de pluviometría se sitúan en porcentajes mínimos históricos. Una situación que ha obligado a la Junta a adoptar las medidas oportunas para "preservar al máximo posible las reservas de recursos hídricos existentes y garantizar así el abastecimiento humano".

La Consejería de Medio Ambiente ha asegurado que cuenta ya con el borrador de un decreto, cuya aprobación se prevé para marzo, que otorgará al Gobierno andaluz facultades para modificar las condiciones de utilización del dominio público hidráulico y tomar las medidas que considere necesarias para una distribución justa de los recursos disponibles, procedimientos todos ellos que se declararán de urgencia.

Las áreas más afectadas en estos momentos son las demarcaciones hidrográficas del Guadalete-Barbate y la de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas, zonas con una sequía "severa" y, por tanto, con una "gravedad especial". La primera, con una extensión de unos 960 kilómetros cuadrados, pertenece en su mayor parte (93,9%) a la provincia de Cádiz, con pequeñas fracciones en Sevilla (3,5%) y en Málaga (2,6%). La segunda, de más de 20.000 kilómetros cuadrados, está integrada por la mayor parte de las provincias de Málaga y Almería, así como por la vertiente mediterránea de Granada y el Campo de Gibraltar (Cádiz).

Pese a ser este el quinto año consecutivo con precipitaciones por debajo de la media, la Junta ha destacado que se ha logrado evitar las restricciones en las grandes ciudades, aunque habrá que tomar medidas que palien las deficiencias. Entre las que recoge el borrador del decreto destacan "minitrasvases" en el interior de la comunidad "para repartir bien el agua que tenemos", así como obras de diferente envergadura para garantizar el abastecimiento y liberar algunas cantidades para dar garantías a la agricultura "allí donde se está pasando peor".

El consejero del ramo, José Fiscal, ha asegurado que en las provincias con mayor déficit hay obras del Gobierno central pendientes de una ejecución que posibilitaría que esos enclaves estuvieran "mucho mejor". Entre ellas, citó el trasvase del Tinto-Odiel-Piedras a la zona del Condado de Huelva o el "fundamental" del pantano de Iznájar a la zona Norte de la provincia de Málaga. Por su parte, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha afirmado que el Ejecutivo estatal "ha hecho los deberes" y defendió el "compromiso" y las inversiones en obras e infraestructuras hidráulicas en la comunidad.

Por su parte, la Comisión Permanente de Seguimiento de la Sequía de la Cuenca del Guadalquivir ha valorado que, de no variar la actual situación hasta mayo, el volumen de agua para el riego se verá reducido a la mitad con respecto a una campaña normal. Y es que las aportaciones recibidas en los embalses en lo que llevamos de año hidrológico son un 85% inferiores a la media de los últimos 25 años, mientras que las precipitaciones registradas son un 40% inferiores.

 

Consulta aquí más noticias de Sevilla.