Cristina Castaño
Una imagen de Cristina Castaño caracterizada para 'Cuerpo de Élite'. ROBERTO GARVER

La actriz Cristina Castaño interpreta en Cuerpo de Élite (Antena 3, martes, 22.40 h) a una soldado "muy eficiente y profesional que decide dejar su vocación para ser madre porque considera que compaginar esos dos papeles es un poco complicado e inseguro para su familia".

La comedia de Antena 3 está siendo una de las series revelación de la temporada, algo que certifican sus audiencias (4.193.000 espectadores en su estreno y 3.391.000 en su segunda emisión). Hablamos con una de sus protagonistas sobre su personajes y los secretos de la serie, que usa en sus tramas elementos de la actualidad y la realidad.

Elena se había desvinculado de la vida de riesgo...
Sí, pero el gobierno la reclama y como su vocación la está llamando decide decir que sí, pero engañando a su familia, porque les dice que está en el Ministerio, pero la parte de papeles.

¿Cómo describe 'Cuerpo de Élite'?
Es una comedia familiar y amable que lo mismo te estás partiendo de risa que estás enternecida con ciertas situaciones de amor o de conflictos de pareja o de madre e hijo. Es un poco de calorcito en el corazón mezclado con carcajadas.

Es una comedia de ficción pero pegada a la realidad...
Es una ficción que utiliza asuntos que todos los días vemos en el telediario, cosas que pasan en nuestro país a nivel social y político, para incluirlos en las tramas. Hacía falta una ficción que nos represente y cuente las cosas que nos están pasando, que nos veamos reflejados.

¿Cómo se entrenaron para la serie?
Nos hicieron una instrucción de armas para emplearlas bien y ser fieles a la realidad. Y luego ha habido muchas coreografías de acción y de peleas y la verdad es que me he sorprendido porque me ha gustado mucho y no se me ha dado mal. No me tiembla el pulso a la hora de disparar un fusil.

¿Es más peligrosa ahora entonces?
Creo que sí (risas). Creo que si alguien viniera a atacarme yo, que puedo ser miedosa, tengo ahora algo en mí que me dice "cuidado, que sé cómo enfrentarme". En las coreografías he tenido que pelearme con tíos de dos metros. Es verdad que era ficción y que me habrían matado, pero... algo se queda siempre (risas).

¿Ha tenido dobles?
No, en las escenas de acción se va a ver que somos nosotros los que peleamos o disparamos. Sólo se han utilizado especialistas para secuencias en las que se requiere habilidades que no tenemos.

¿Cuál es su referente en la comedia y en la acción?
Tom Hanks en la comedia y en la acción pues Schwarzenegger, Stallone... estas películas que yo más recuerdo, tipo Rambo.

¿Trae de casa las reacciones a las situaciones disparatadas o las improvisa?
Es algo que surge. Nunca las pienso, son cosas que surgen de mi como actriz y que a veces me sorprenden a mi misma. A veces son aspectos de mí que yo desconocía.

Cuando ve después la serie, ¿se ve a sí misma o al personaje?
Soy una muy mala visionadora de mi trabajo. Lo saben los benditos de Cuerpo de Élite. Soy muy crítica y muy exigente, me cuesta mucho disfrutar. Me va mejor cuando son capítulos que grabé hace un año o año y medio y entonces sí que digo "anda, pero si lo hacía bien, que guay".

¿Qué caso de la actualidad le gustaría tratar en la serie?
Me iría por ejemplo a cuando queman bosques, cuando arde Galicia, aunque se tratara desde la comedia, porque siempre hay un trasfondo y creo que habría que tratar ese tema.

¿Ha pensado en alguna prenda del vestuario con la que le gustaría quedarse?
Buena pregunta... el traje de boina verde está muy bien. Con su consiguiente arma, claro. Mola, no sienta mal. Me gustaría llevármelo para casa.