La futura marcha de Guindos al BCE tras su nombramiento por parte del Eurogrupo deja ahora abierta una vacante en la cartera de Economía el gobierno de Mariano Rajoy.

El presidente tiene dos opciones. La primera, mover a un ministro actual hacia la cartera de Economía... y la otra, proponer caras nuevas. "Vamos a esperar primero al nombramiento y estén tranquilos que cuando haya sustituto se lo contaremos", se limitó Rajoy a decir este lunes.

Estos los nombres que suena para relevar al quien durante seis años ha sido responsable de la política económica en España:

Guindos se incorporaría al Banco Central Europeo el 1 de junio, un día después de la renuncia de Constancio, así que ocupará los próximos tres meses en preparar su incorporación. En la sede de Francfort pasará ocho años no renovables, hasta cumplir los 66. Y lo hará con una sustancial mejora de su sueldo. Guindos cobrará en el BCE unos 334.080 euros, casi cinco veces más que su sueldo actual como ministro del Gobierno de España.

Los siguientes pasos para Guindos

20 de febrero. Ratificación de la propuesta del Eurogrupo por parte del Ecofin. De Gunidos solventará este trámite sin problema porque no tiene grandes enemigos entre los países que no forman parte del euro.

26 de febrero. Audiencia pública del ministro español ante la comisión de Economía del Parlamento Europeo, que elaborará posteriormente un dictamen sobre el candidato elegido por el Eurogrupo.

13 de marzo. La Eurocámara publicará el dictamen definitivo sobre De Guindos. Aún colea el análisis preliminar que elaboró sobre ambos candidatos al entender que Philip Lane había sido "más convincente" y subrayar que "varios grupos mostraron reservas" sobre el nombramiento de Guindos debido a su perfil político y a que no era una mujer. El Consejo de Gobierno del BCE también emitirá otro dictamen, que tampoco será vinculante.

22-23 de marzo. Cumbre de los Jefes de Estado en Bruselas, que se pronunciarán sobre la propuesta de Guindos. Se aplicará el mismo criterio de "mayoría cualificada" usada en el Eurogrupo —apoyo de a menos 14 países que representen al 65% de los habitantes— pero, al igual que ha ocurrido con el foto de los ministros económicos de la eurozona, es muy posible que decidan ratificar por consenso el nombramiento del español.