Toxicómanos en Las Barranquillas.
Dos toxicómanos rebuscan entre la basura junto a los restos de la narcosala de Las Barranquillas. JORGE PARÍS

La naloxona es un antídoto eficaz y rápido contra las sobredosis, que está incluido en la lista esencial de medicinas de la OMS. Sirve para recuperar a una persona que sufre un envenenamiento accidental por opiáceos.

El Ministerio de Sanidad acaba de incluir en la nueva Estrategia de Adicciones un plan para su dispensación y entrega a adictos y su entorno con el objetivo de frenar la tendencia al alza de las muertes por sobredosis de drogas, que en los últimos seis años ha crecido un 59% (de 497 a 789).

¿Dónde se prescribe en Europa? El Observatorio Europeo de las Drogas tiene constancia de programas de 'naloxona' para llevar a casa en algunas ciudades de Dinamarca, Estonia, Alemania, Italia, Noruega y en España (solo en Barcelona).

¿Cómo se utiliza? La principal vía de aplicación es, ante la presencia de una sobredosis, inyectar al afectado la medicación por vía intramuscular, aunque recientemente en Canadá se ha aprobado una naloxona aplicable por vía nasal.

¿Cuándo se empezó a usar? En un contexto médico hospitalario o de servicio de urgencias se empezó a utilizar en los años setenta. Pero con la crisis de los opiáceos en EE UU y Canadá, y el aumento de sobredosis en Europa, empiezan a proliferar los kits de naloxona para llevar.

¿Consigue salvar vidas? Farmacéuticos y expertos en salud pública consultados creen que se trata de una buena medida para salvar vidas. Recuerdan que el efecto dura un tiempo determinado, por lo que se debe recurrir tras su aplicación a un servicio médico.