El príncipe Enrique de Dinamarca, marido de la reina Margarita II, falleció este martes por la noche a los 83 años de edad, según informó la casa real danesa.

Henri de Laborde de Monpezat (su nombre de nacimiento) murió en su residencia oficial del castillo de Fredensborg, al norte de Copenhague, la capital del país.

"Su alteza real el príncipe Enrique ha muerto en paz mientras dormía a las 23.18 horas del martes 13 de febrero en el palacio de Fredensborg", detalló la casa real en un comunicado. "Su majestad la reina y sus dos hijos estaban a su lado", agregó.

El príncipe fue diagnosticado hace dos semanas de un tumor pulmonar benigno, y estuvo hospitalizado desde el 28 de enero a causa de una enfermedad que sufrió durante un viaje privado a Egipto.

Este mismo martes, la casa real danesa había informado de que el príncipe había regresado a su residencia para "vivir sus últimos momentos".

El pasado mes de septiembre, el palacio hizo público que el príncipe sufría demencia, aunque no reveló ningún diagnóstico concreto.

Enrique de Dinamarca nació en Francia en 1934 y se retiró de la vida pública en 2016, renunciando a su título de príncipe consorte. Fue el primer hombre en ser consorte de una monarca en Dinamarca.

Enrique se casó con la princesa Margarita de Dinamarca, heredera entonces de la Corona danesa y actual reina y jefa de Estado, el 10 de junio de 1967.

El príncipe declaró en una ocasión que no quería ser enterrado junto a Margarita en la necrópolis real de la catedral de Roskilde, porque, según dijo, se había ignorado su deseo de ser rey (en lugar de príncipe) consorte, una vieja reivindicación. En una posterior entrevista, señaló asimismo que la reina lo tomaba "por tonto" y no lo respetaba.