Fotograma del documental Three Identical Strangers
Fotograma del documental 'Three Identical Strangers' THREE IDENTICAL STRANGERS

El documental Three Identical Strangers (Tres extraños idénticos) dirigido por Tim Wardle se ha llevado un premio especial del jurado en el Festival de Cine de Sundance por su interesante y trágica historia. La cinta está basada en la vida de unos trillizos de Long Island (Nueva York, EEUU) que fueron separados al nacer por culpa de un estudio científico.

Esta no es la primera vez que su aventura se hace pública, ya que en el diario New York Post se hizo eco cuando dos de los hermanos se encontraron por casualidad, pero aún faltaba el tercero.

Robert Shafrand, Eddy Galland y David Kellman se reunieron en 1980, cuando tenían 19 años, y fueron todo un éxito de masas en Norteamérica. Pensaban que habían sido separados al nacer por error, ya que todos fueron adoptados, y desconocían que su separación se debía a un motivo un tanto más oscuro.

Los hermanos, que realmente eran cuatrillizos hasta que el cuarto murió tras el parto, fueron colocados en una entidad adoptiva llamada Louise Wise Services. Se criaron en familias judías en Estados Unidos en las que todas contaban con una hija adoptiva de alrededor de dos años y acudían periódicamente al médico para ser monitorizados y estudiados.

Los padres, sin embargo, desconocían que sus hijos tenían hermanos y les llevaban al médico como parte de un estudio de seguimiento aparentemente inofensivo. Una vez al año se desplazaban hasta Manhattan para someterse a pruebas de personalidad, tests de inteligencia y de comportamiento.

Incluso se les grabó en momentos clave de sus vidas como la primera vez que montaban en bici o aprendían a hablar en unos vídeos que luego eran vistos por un grupo de psicólogos que analizaban las diferencias y similitudes de los trillizos.

El encuentro

Eddy, que estudiaba en el Sullivan County Community College cambió de facultad y su compañero de habitación por entonces pasó a compartir piso con su hermano Robert. El asombroso parecido entre sus dos compañeros de piso no podía ser casualidad y los presentó. Fue entonces cuando dos de los tres hermanos se conocieron.

Además, compartían fecha y marcas de nacimiento y ambos eran adoptados. La historia de dos gemelos separados al nacer fue recogida por todos los medios del país y David, el tercer hermano, los vio en la televisión.

Se dio cuenta de que era igual que los gemelos y les contactó. A los 19 años, los trillizos ya estaban reunidos de nuevo.

Los tres decidieron estudiar marketing internacional y vivían juntos en un apartamento de La Gran Manzana. Incluso llegaron a abrir un restaurante, Triplets.

Fruto de un estudio

La vida de los hermanos volvió a cambiar para siempre cuando, a raíz de una investigación, descubrieron que habían sido deliberadamente separados al nacer por el psiquiatra Peter B. Neubauer, del Child Development Centre de Manhattan.

Neubauer buscaba llevar a cabo un estudio de comportamiento para reflejar cuánto influían la educación y otros factores sociales en el desarrollo humano. Para ello, llegó a separar a una docena de recién nacidos gemelos similares a los famosos trillizos.

El estudio acabó por marcar a los tres hermanos, que se separaron y llevaron vidas separadas tras demandar a la clínica de adopción.

Eddy, que sufría depresión, se suicidió a los 33 años de edad.