Selena Gomez
La actriz y cantante Selena Gomez, en una imagen de 2017. GTRES

Selena Gomez ha vuelto a aparecer ante las cámaras tras un nuevo ingreso. Esta vez ha sido voluntario y destinado a superar la depresión y ansiedad de las que ha hablado en el último año y que explicó en una extensa entrevista con Vogue en marzo.

Desde comienzos de 2017, Gomez habló de "ataques de pánico" en el escenario, un lugar en el que decía encontrarse "cada vez más sola". "He llegado a sentir que no soy lo suficientemente buena, que no era capaz de hacerlo", contó en su momento; en parte, se sentía "abrumada" al ver crecer a sus fans, que "fuman y beben" en sus conciertos.

La cantante, que se siente "empoderada" después de recibir el alta, ha pasado dos semanas en un centro de Nueva York en el que ha realizado un programa específico de tratamiento con terapia, comida sana y prácticas de pilates y meditación. 

Según una fuente cercana de la artista en declaraciones a la revista People, "Selena necesitaba desconectar y centrarse en sí misma, sin distracciones". Además, aseguró que "volverá a ingresar este año". 

"Se siente genial y tiene un aspecto estupendo", afirmó la misma persona. "Todavía está trabajando en su música, y está muy emocionada al respecto". 

Justin Bieber, un "gran apoyo"

Según el medio estadounidense Us Weekly, la cantante se ha mantenido en contacto "en todo momento" con su pareja, el canadiense Justin Bieber, "dispuesto a ayudar" en lo que hiciese falta. 

Hace unos meses, Gomez y Bieber retomaron su relación tras una pausa de años, algo que no sentó demasiado bien a la madre de ella; en diciembre del pasado año, Mandy Teefy aseguró que no se sentía "nada contenta" con la decisión, aunque matizó que la artista, de 25 años, puede hacer "lo que quiera, siempre que sea feliz".