Juzgados donde se fugó el preso de Navalcarnero
Juzgados donde se fugó el preso de Navalcarnero. GOOGLE MAPS

Un preso que iba a ser juzgado durante la mañana del viernes en Getafe (Madrid) se ha zafado a la entrada de los tribunales de los dos guardias civiles que le custodiaban, empujando a uno de ellos y provocándole heridas leves, y ha logrado huir en un coche en el que le esperaban.

Según han confirmado fuentes de la Guardia Civil, el incidente ha ocurrido sobre las diez de la mañana en la puerta de los juzgados de Getafe, situados en la calle Terradas.

Henry R.R., de 26 años, ha empujado a uno de los guardias y lo ha tirado al suelo al bajar del furgón en el que lo trasladaban de la cárcel de Navalcarnero al juzgado de lo penal 5. Ha salido corriendo hacia un coche -un BMW serie 1- que le esperaba y que ha acelerado a gran velocidad.

El vehículo, que consta como robado, no fue el único que entró en acción: también actuó otro monovolumen, que se interpuso en el camino del furgón policial para evitar que persiguieran al preso. 

La Guardia Civil y la Policía han desplegado un dispositivo para localizarle, según las fuentes del instituto armado, que han precisado que el vehículo en el que el reo era trasladado está totalmente acondicionado para garantizar la seguridad en este tipo de viajes.

Según las fuentes, el huido es un delincuente habitual, español de origen dominicano, que estaba en la prisión de Navalcarnero desde 2017 por robo con violencia. 

La Guardia Civil achaca el suceso a falta de personal

La Asociación Unificada de Guardias Civiles vincula la fuga con la falta de personal en las unidades especializadas en estos traslados, que son realizados por agentes de las cárceles incluso si son a dependencias que no cuentan con medidas idóneas de seguridad.

La asociación mayoritaria en el instituto armado considera que la falta de personal que afecta a las unidades especializadas en traslados de presos, y sobre todo a la Compañía de Conducciones de Leganés, a la que hubiera competido el traslado, adolecen de una importante falta de personal debido a bajas laborales relacionadas con las condiciones laborales.

Por este motivo desde hace tiempo los traslados de presos los hacen en muchas ocasiones los guardias civiles de las cárceles en las que están los presos, como ocurría este viernes.

Cecilia detalla que hay centros cuyas condiciones "dificultan mucho una huida", ya que el furgón policial puede entrar hasta el aparcamiento y allí hay policías nacionales que colaboran en la conducción del preso, como ocurre en los juzgados de Plaza de Castilla.

Sin embargo los juzgados de Getafe y otros de la zona sur de la región no tienen esa posibilidad, y los agentes tienen que andar con el reo unos metros por la calle.

"La falta de personal no puede ser un problema para garantizar la seguridad de los agentes", ha concluido Cecilia, que ha especificado que los dos agentes que iban con el preso se han enfrentado a "una huida muy preparada".

Consulta aquí más noticias de Madrid.