Óscar Pérez, policía venezolano
El policía venezolano Óscar Pérez, presuntamente abatido en un dispositivo del ejército chavista. ARCHIVO

El policía venezolano Óscar Pérez ha sido abatido después de que un operativo del Ejército de Venezuela cercara y desmantelara este pasado lunes al grupo que comandaba el agente rebelde. Así lo han informado este lunes fuentes del gobierno Bolivariano, después de las especulaciones sobre su muerte surgidas a raiz de la escasa información aportada sobre su paradero.

El ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, publicó este martes en su cuenta oficial de Twitter detalló que "como parte de una operación combinada denominada #OperaciónGedeón, el 15 de enero se logró la identificación del lugar donde se guarnecía peligrosa banda, que en los últimos meses generó ataques terroristas contra sedes de instituciones del Estado, afectando a numerosas personas".

Reverol además confirmó que, "pese a todos los intentos de lograr una rendición pacífica, este grupo terrorista inició de manera artera un enfrentamiento con los organismos de seguridad, generando dos víctimas fatales de las fuerzas de seguridad y ocho oficiales gravemente heridos".

Entre los abatidos se encuentra Pérez, que aparece en una de las fotografías adjuntas al mensaje. Además de él, otros seis miembros de su grupo murieron: Daniel Soto, Abraham Lugo, José Díaz, Jairo Lugo, Abraham Agostini, y una mujer de 26 años que no ha sido identificada.

"El Gobierno Bolivariano presidido por NicolasMaduro reconoce la loable labor realizada por los funcionarios de seguridad ciudadana, que cumpliendo cabalmente su juramento de proteger a nuestro pueblo, enfrentaron a esta banda terrorista, en apego a la legalidad", continuó el ministro.

Por su parte, el ex alcalde metropolitano de Caracas, Antionio Ledezma, ahora huido y exiliado en España, reconoció el fallecimiento del policía venezolano horas antes con un mensaje en el que aseguró que este "fue ejecutado por órdenes de Maduro".

"En el mundo resuenan "castañuelas" anunciando que un genocida arremete contra el pueblo venezolano. Ese capítulo se suma al expediente que circula en el Tribunal de la Haya esperando sentencia contra los que aplican pena de muerte", añadió.

Preparaban un ataque con coche bomba

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha confirmado este martes que el grupo de insurrectos desmantelado este lunes tras un sangriento enfrentamiento que dejó al menos dos muertos preparaba un ataque con un coche bomba y era financiado desde Colombia.

"Nos enteramos de que tenían preparado un carro bomba para explotarlo ante una embajada de un país querido y prestigioso que tiene su representación aquí", ha afirmado Maduro durante la presentación de su memoria y cuenta 2017 ante la oficialista Asamblea Constituyente.

Les habían prometido protección del Gobierno de Colombia"Las personas que estaban siendo entrenadas lo confesaron ante el tribunal, unos muchachos que le habían pagado cuatro dólares por allí y le habían prometido protección después de poner la bomba", ha dicho y afirmado: "Les habían prometido protección del Gobierno de Colombia".

Supuestamente, tras poner la bomba, estos irregulares se irían a vivir a Colombia, y ha critiado a los expresidentes colombianos Álvaro Uribe y Andrés Pastrana por salir en defensa del policía Oscar Pérez, líder del grupo de rebeldes.

"Ahí salieron los terroristas, Álvaro Uribe Velez, Andrés Pastrana. Ah claro, es que de Colombia los financian, y estos bichos quieren llenar de violencia nuestro país, no han podido, no podrán", ha sentenciado Maduro.

El presidente de Venezuela ha confirmado que fallecieron dos policías que participaron en el operativo para desmantelar el grupo de insurrectos, y ha indicado que "una parte del grupo terrorista" cayó abatida y que "hay más de cinco capturados que se encuentran dando su testimonio".  "Todo es espeluznante, los planes terroristas que tenían para este primer trimestre", asegura.

Un centenar de muertos

Óscar Pérez se hizo famoso en julio de 2017 cuando, en medio de protestas antigubernamentales que dejaron más de 100 muertos en Venezuela, lanzó, según el Gobierno, varias granadas desde un helicóptero de la Policía científica contra dos edificios gubernamentales en Caracas, y llamó a sacar a Maduro del poder.

Este "ataque terrorista", como lo calificó el Gobierno, no dejó ningún herido ni daños materiales significativos. Desde entonces Pérez se encontraba huido de las autoridades y el Gobierno había emitido una alerta nacional e internacional para su captura.

Los hechos de estos días comenzaron a primeras horas de la mañana del lunes cuando el mismo Pérez utilizó sus redes sociales para dar a conocer que el grupo del que forma parte se encontraba cercado en el barrio El Junquito, en el noroeste de Caracas, por diversos cuerpos de seguridad del Estado.

El ministerio de Interior confirma la desarticulación de este grupo, cuyos integrantes, agrega, "hicieron resistencia armada, fueron abatidos y cinco criminales fueron capturados y detenidos", pero no aclaraba si Pérez se encontraba entre los fallecidos o los detenidos.