Óscar Pérez
Captura del vídeo publicado en Instagram por el inspector de policía venezolano Óscar Pérez, leyendo un comunicado. Instagram / Óscar Pérez

Las autoridades venezolanas desarticularon este lunes el grupo liderado por el policía Óscar Pérez, acusado de "ataque terrorista" al Supremo. En la operación han muerto al menos cinco de los miembros de ese grupo y otros cinco están detenidos, según informó el Ministerio del Interior de Venezuela.

También hay dos policías muertos y, al menos, otros cinco resultaron "gravemente heridos", según las mismas fuentes.

"Los integrantes de esta célula terrorista que hicieron resistencia armada fueron abatidos y cinco criminales fueron capturados y detenidos", informó el Gobierno venezolano en el canal estatal VTV.

El texto, que no ofrece mayores detalles sobre los detenidos y los integrantes del grupo que fallecieron, señala que los funcionarios que murieron fueron "alevosamente atacados" por esta banda.

Estaban equipados "con armamento de alto calibre" y "abrieron fuego contra los funcionarios encargados de su captura e intentaron hacer detonar un vehículo cargado de explosivos", relata el Ministerio de Interior, que asegura que este grupo tenía la intención de hacer explotar "coches bomba en lugares públicos".

Estaban equipados "con armamento de alto calibre" y "abrieron fuego contra los funcionarios encargados de su captura e intentaron hacer detonar un vehículo cargado de explosivos", relata el Ministerio de Interior.

Más de seis meses de fuga

Pérez, que se hizo conocido en julio de 2017 cuando, en medio de las protestas antigubernamentales lanzó, según el Gobierno, varias granadas desde un helicóptero de la Policía científica contra dos edificios gubernamentales en Caracas. Desde entonces, ha emitido breves comunicados en redes sociales apoyando cualquier acción contra el Gobierno de Nicolás Maduro. En su último golpe, el 18 de diciembre, robó armas del cuartel de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) de San Pedro de Los Altos.

Las autoridades venezolanas, gracias a "un concienzudo trabajo de investigación", han conseguido localizar a Pérez y sus aliados en la localidad de El Junquito y han lanzado de madrugada una ofensiva en la que participan la Fuerza de Acción Especial (FAES) y la Guardia Nacional Bolivariana, según ha informado el Ministerio de Interior, Justicia y Paz.

Pérez ha publicado varios vídeos por redes en los que aparece con la cara ensangrentada y denuncia que estaban rodeados: "Nos quieren matar" Pérez ha publicado varios vídeos por redes sociales en los que aparece con la cara ensangrentada y denuncia que, pese a que llevan horas negociando su entrega, porque están rodeados, "nos quieren asesinar". "Nos vamos a entregar, no sigan disparando", ha pedido.

De acuerdo con el Ministerio, "los terroristas, pertrechados con armamento de alto calibre, han abierto fuego contra los funcionarios encargados de su captura e intentaron hacer detonar un vehículo cargado de explosivos", por lo que los agentes han respondido.

El Ministerio ha revelado que Pérez y sus seguidores "tenían la intención de explotar coches bomba en lugares públicos y consumar otros actos terroristas que de manera brutal y con cínico desparpajo fueron anunciados por redes sociales y medios de comunicación por integrantes de esta banda".

"El Gobierno perseguirá sin descanso y castigará a todo aquel que mediante actos criminales violatorios de la Constitución y las leyes intente vulnerar la sagrada paz y tranquilidad de nuestra paria", ha recalcado la nota oficial.