Los padres de Diana Quer, Juan Carlos Quer y Diana López-Pinel, han hecho público un comunicado coincidiendo con el día en que su hija ha recibido sepultura y en el que agradecen el apoyo que han recibido desde su desaparición en agosto de 2016.

"Hoy nuestra preciosa Diana descansa finalmente en paz. Solo mitiga en algo nuestro dolor pensar que su vida pueda servir para evitar que otras familias sufran tanto como nosotros. Nunca te olvidaremos, Diana", reza el comunicado de la familia.

La nota especifica que "en un día como hoy, en el que con tanto dolor despedimos a Diana, queremos hacer público de nuevo nuestro agradecimiento a tantas personas que nos han acompañado en estos largos y tristes meses".

En la enumeración, se incluye a los agentes que han trabajado sin descanso en la búsqueda de la joven que tenía 18 años cuando desapareció, y a "todos los ciudadanos que intentaron contribuir con su ayuda a la localización" de Diana, "especialmente en Galicia y también en el resto de España".

Asimismo, han querido transmitir su "solidaridad a las familias de los desaparecidos que aún no han encontrado a sus seres queridos". "Sentimos su dolor y deseamos de corazón que puedan reencontrarse pronto con ellos", subrayan.

Piden una reconstrucción en la nave con el Chicle

Además, los padres de la joven de 18 años desaparecida el 22 de agosto de 2016 en A Pobra do Caramiñal (A Coruña), han pedido una reconstrucción de los hechos, en la nave de Rianxo en la que se halló el cadáver, con la presencia del presunto autor del crimen.

Así lo ha declarado el abogado que asiste a la familia en esta causa judicial, el letrado Ricardo Pérez Lama, presente esta mañana en la inspección ocular que se lleva a cabo en la citada nave, sin presencia del detenido, José Enrique Abuín Gey, el Chicle.

El Chicle fue el que condujo a los investigadores el 31 de diciembre a un aljibe profundo, situado en el interior del inmueble, de propiedad privada, y que daba servicio a una vieja fábrica de gaseosas.

El último adiós

Familiares, amigos, compañeros y allegados han despedido por la mañana a Diana Quer en un velatorio a su cuerpo celebrado en el tanatorio 'La Paz' de Tres Cantos, horas antes del entierro, previsto para esta tarde en la localidad donde vivía, Pozuelo de Alarcón. Hasta la sala 17 del tanatorio han llegado durante la mañana decenas de parientes y amigos de la joven, cuyo cadáver llegó anoche a Madrid tras la autopsia forense realizada en Galicia.

Los padres han pedido a los medios de comunicación que respeten la intimidad del funeral. "Están todos muy mal, destrozados. Es una situación muy atípica, los padres han estado con una incertidumbre tremenda. La niña descansa por fin, y ahora tienen que partir de cero. Han sido muchos meses y muy difícil. Era una niña muy buena, un ángel, especial, tímida, muy unida a la familia", ha dicho a los medios una familia a la salida.

Los parientes han llevado un collage con fotografías de la familia de hace unos años, mientras que los amigos se han acercado con peluches y flores. "En este día no hay palabras para describir lo que una persona siente. No saben el daño que hacen a las familias. Es tremendo", han manifestado a los medios algunos amigos. También han manifestado sentirse muy afectados sus compañeros del instituto público Arquitecto Ventura Rodríguez de Pozuelo de Alarcón.

"Es algo que lo ves mucho por la tele, pero no esperas que pase, en un ambiente tan cercano aquí e impacta bastante. No tenía ninguna culpa", han señalado algunos de ellos en declaraciones a Telemadrid. El propio centro educativo ha querido rendirle homenaje con un mensaje colgado en la página web. "Diana, tus profesores, compañeros de clase y todo el personal del instituto te recordamos. Siempre serás parte de este centro", indican. El instituto también acompaña en el sentimiento a la familia y amigos de la joven asesinada.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.