El Tesoro público prestará este año 15.000 millones de euros a la Seguridad Social para pagar las pensiones, según ha confirmado en rueda de prensa su secretaria general, Emma Navarro. Son 5.000 millones más que el ejercicio anterior.

Según consta en la "Estrategia de Financiación del Tesoro 2018", el crédito de 2017 por valor de 10.192 millones provocó un aumento de la emisión neta del Tesoro de 10.000 millones, pero que no se tradujo en un incremento ni del déficit fiscal ni del nivel de deuda pública medido sobre el PIB.

La situación de déficit de la Seguridad Social obligará de nuevo este año a utilizar recursos ajenos al propio sistema para pagar las dos pagas extra que reciben los pensionistas, una en verano y otra en Navidad.

En 2017, además del préstamo del Estado, se sacaron 7.100 millones del Fondo de Reserva de las pensiones.

Tras la última disposición hecha en diciembre, la reserva de las pensiones se quedó en 8.095 millones (precio de adquisición), que suponen un 0,73% del PIB, con un valor de mercado muy similar (8.084 millones).

Desde que en 2012 se utilizó por primera vez la denominada hucha de las pensiones, el Gobierno ya ha utilizado 70.851 millones, lo que supone casi el 90% del total.