Los Reyes Magos llegan para todos y, a veces, deciden adelantarse un poco. Antonio Banderas ha decidido darse un capricho y regalarse un jet privado millonario.

El avión, que hasta ahora era propiedad de Telefónica y que tiene ocho años de antigüedad, es un Gulfstream G200 y el actor malagueño lo ha adquirido por un precio que ronda los 4,5 millones de euros.

Este modelo es el mismo que adquirió el futbolista del Real Madrid Cristiano Ronaldo en 2015, aunque el portugués lo tiene en régimen de alquiler.

La venta ha sido anunciada por Vanitatis, que confirma que se realizó la primavera pasada y que la aeronave se encuentra aparcada en un aeropuerto cercano a la casa de Banderas, quien reside actualmente en Londres.

Las negociaciones se han extendido varios meses y finalmente se han cerrado con un resultado satisfactorio para ambas partes.

El Gulfstream G200 está equipado con dos lavabos, una cocina y otros lujos. Con capacidad para 10 personas, sumando dos tripulantes, alcanza una velocidad máxima de 900 km/hora.

No es el primer jet privado del que disfruta Banderas. Hace años viajaba con un Learjet 60, aunque cedió la aeronave a la empresa española Airokay.