Andrea Levy, Dolors Montserrat, Alicia Sánchez-Camacho y Xavier García Albiol.
Andrea Levy, Dolors Montserrat, Alicia Sánchez-Camacho y Xavier García Albiol. PP

El batacazo del PP en las elecciones autonómicas el 21-D está provocando un terremoto en las filas populares catalanas. La formación que preside Xavier García Albiol cayó de once a cuatro escaños (a última hora salvaron uno por Tarragona), mientras los partidos independentistas (Junts per Catalunya, ERC y la CUP) revalidaron la mayoría absoluta mientras que Ciudadanos (con Inés Arrimadas al frente) logró una victoria histórica en votos y escaños.

García Albiol, hundido, quiso dimitir esa misma noche, pero el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, lo frenó

García Albiol, hundido, quiso dimitir esa misma noche, pero el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, lo frenó y le dijo que no era el momento, ya que hubiera agravado la crisis interna del PP catalán. Rajoy pidió a Albiol que aguantara hasta la conformación del nuevo gobierno catalán y a que las aguas se tranquilizaran

Por ello, el Comité Ejecutivo Nacional del PP cerró filas con su presidente el viernes 22-D, un día después del batacazo. La versión oficial fue derivar la responsabilidad del fracaso del constitucionalismo a Ciudadanos -ganador de las elecciones- por su llamada al voto útil que, según esta tesis, habría sido clave para el retroceso del PP de Albiol.

Solo el ex presidente del Gobierno José María Aznar ha cargado, a través de un comunicado de FAES, contra la estrategia de Rajoy y la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría, mientras ha elogiado a Ciudadanos.

Para evitar que la crisis del PP catalán se agudice, y pueda extenderse a nivel nacional, Albiol continuará de presidente unos meses y, después, sería relevado en un congreso extraordinario o bien por la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, o bien por el presidente del PP de Tarragona y diputado autonómico Alejandro Fernández, preferido por la militancia.

La opción de Dolors Montserrat sería una solución similar a la que Rajoy ya probó con Alfonso Alonso en el PP vasco, quien compatibilizó la presidencia regional con el ministerio 

La opción de la ministra sería una solución similar a la que Rajoy ya probó con Alfonso Alonso en el PP vasco, quien compatibilizó la presidencia regional con el ministerio de Sanidad. La otra opción pasaría por nombrar portavoz en el Parlament a Alejandro Fernández en lugar de a Albiol para que realice la labor de oposición. Fuentes del PP aseguran que uno de los puntos fuertes de Fernández es justamente su buena oratoria, mientras que entre sus puntos débiles sería, precisamente, su grado de conocimiento (muy bajo).

Otras fuentes del PP catalán, no obstante, no descartan que Rajoy opte por "no tocar nada" hasta después de las elecciones municipales de 2019, con lo cual García Albiol seguiría de presidente, pero auguran que "eso sería un gravísimo error ya que Ciudadanos nos terminaría de engullir".

Fuentes del PP dan por hecho que Rajoy escuchará a varios pesos pesados del PP catalán de cara a la elección del próximo presidente del partido. En concreto, apuntan a García Albiol, además de al ex ministro Jorge Fernández Díaz y a la ex presidenta regional Alicia Sánchez Camacho.

Por contra, las mismas fuentes de la dirección popular consideran que la vicesecretaria general  de Estudios y Programas, Andrea Levy, tendrá un papel relevante en la "travesía en el desierto" del PP catalán, pero descartan que pueda ser la próxima líder ya que "se requiere a alguien con más experiencia para un periodo tan complicado".

Quien sí ha dimitido ya es Juan Arza, secretario de Estudios del PP catalán, quien reclamó en el Comité Ejecutivo catalán del pasado viernes 22-D una renovación urgente, la renuncia de García Albiol, y una mayor autonomía política respecto a la cúpula de Madrid. En la misma línea se manifestaron otros dirigentes del PP catalán como el presidente de NNGG de Cataluña, José Antonio Coto, la presidenta de NNGG de Lleida, Irene Pardo; el portavoz del PP de Sant Cugat, Álvaro Benejam; el portavoz de Esplugues, Marcos Sánchez; o el teniente alcalde de Pontons, Josep Tutusaus (único municipio donde gobierna el PP en toda Cataluña).

¿Cuál es la posición de Génova?

El coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo, niega que se pueda achacar el mal resultado a Rajoy, ya que no se examinaba al presidente del Gobierno, apunta a la tesis de que Ciudadanos les perjudicó con su llamada al voto útil, y recuerda que el PP, con Rajoy de candidato, superó a Ciudadanos en Cataluña en las elecciones generales de 2016 e incluso a "la antigua Convergència" en Barcelona.