Convento de Santa Inés
Fachada del convento de Santa Inés, en Sevilla. Google Maps

La delegación territorial de Cultura, Turismo y Deporte en Sevilla ha resuelto multar con 2.850 euros a las monjas clarisas del Convento de Santa Inés por restaurar sin permiso el órgano del convento, el de la leyenda de Bécquer, lo que reduce considerablemente la multa inicial, que era de 170.000 euros.

La multa inicial era de 170.000 eurosAsí lo han indicado a Efe fuentes del Gobierno andaluz, que han precisado que las monjas sólo tendrán que abonar 1.710 euros si pagan pronto la multa, después de que se hayan tenido en cuenta las alegaciones que habían presentado a la propuesta inicial de sanción.

La multa se debe a que las monjas restauraron sin permiso un bien de interés cultural (BIC), según declaración de la Junta de Andalucía desde 1983.

Más de 50.000 ciudadanos han apoyado a las monjas con su firma desde que se conoció la apertura del expediente en una campaña puesta en marcha por MasLibres.org: reclamaba la retirada de la sanción porque considera que las monjas "no han atentado contra el patrimonio histórico al restaurar el órgano de la leyenda de Bécquer, sino que, por el contrario, han velado por mantenerlo vivo".

La Junta ha autorizado a continuar con la restauraciónFinalmente, la Consejería de Cultura ha autorizado a las monjas clarisas que terminen la restauración del órgano del siglo XVII iniciada a principios de año, que desarrolla la Fundación Alqvimia Musicae.

El órgano es obra de Pérez Valladolid y se trata de un instrumento con una caja decorada con dibujos y estofada en oro y plata, que tuvo una importante reforma según la moda de la época en 1903.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.