Madeleine
Han pasado más de siete meses desde su desaparición.

Han pasado ya más de siete meses desde que desapareciera de Praia da Luz (sur de Portugal) Madeleine McCann, la niña británica de cuatro años.

 

Los habitantes de Praia da Luz quieren pasar página
En la localidad portuguesa, que se ha visto desbordada durante meses por la masiva presencia de periodistas portugueses, británicos y españoles, quieren pasar página y recuperar la normalidad. En los últimos días
han desaparecido de las paredes las decenas de carteles con la cara de Maddie. También los lazos de color verde y amarillo que lan recordado durante más de medio año.

 

Según el relato de algunos vecinos al diario británico Daily Mail, no ha sido algo premeditado, simplemente la gente los descolgó. Praia da Luz es una localidad eminentemente turística que vio cuestionada su seguridad tras la desaparición de Madeleine McCann.

 

En investigador español dice que la niña pronto volverá a casa
Mientras, el investigador español contratado por la familia McCann, Francisco Marco, sigue insistiendo en que la niña está viva. Marco ha insistido en el Daily Mail en que Maddie fue secuestrada por una red pedófila, y ha asegurado que volverá con sus padres "antes de Navidad".

 

El investigador dice que la niña "no está muy lejos de la península Ibérica y del norte de África". "Tenemos una idea certera de con quien está", explica.

Los McCann reúnen a sus amigos

También se ha sabido que el matrimonio McCann se reunió hace unas semanas en un hotel próximo a su casa con los mismos amigos con los que cenaban la noche en la que desapareció Madeleine. El portavoz de la familia dice que fue un encuentro "privado", sin más importancia. Los detectives portugueses podrían volver a Gran Bretaña para interrogarlos a todos.