Ventanilla desprendida de un helicóptero
Ventanilla rajada de un helicóptero estadounidense CH53 que se desprendió en vuelo y que cayó sobre el patio de un colegio de Okinawa (Japón), hiriendo a un niño. Hitoshi Maeshiro / EFE

La Marina estadounidense y su presencia en Japón han vuelto a encender las iras de los ciudadanos después de que un helicóptero perdiese una ventana en pleno vuelo. El aparato maniobraba por encima del patio de un colegio en Okinawa y al caer, el objeto hirió a uno de los niños que se encontraban jugando.

El Ejército dijo en un comunicado que la ventana de un helicóptero de transporte CH-53 cayó sobre un campo deportivo el martes en una escuela primaria fuera de la Estación Aérea del Cuerpo de Marines de Futenma. El avión regresó inmediatamente a la base después del incidente.

La ventana, con su marco y su cristal, de unos nueve kilos, y aunque las heridas del menor no son de consideración, la Armada aseguró que se toma "muy en serio las investigaciones para determinar la causa del suceso". Además. quiso "pedir perdón a los ciudadanos".

Este suceso ha provocado un aumento en el cabreo de la población. Y es que hace unos meses un militar americano fue acusado de matar a un hombre en un accidente de tráfico, cuando iba bajo los efectos del alcohol.