Diseño de Pedro Rovira, 1968-69
Diseño de Pedro Rovira, 1968-69. Jordi Puig. Fundació Antoni de Montpalau. PEDRO ROVIRA

A pocos días para que se clausure en la Sala Canal de Isabel II la exposición del modisto español Manuel Pertegaz (que se ha prorrogado hasta el 25 de noviembre por el éxito de visitas), el Museo del Traje inaugura su temporada de otoño con una muestra dedicada a su coetáneo y compañero de profesión Pedro Rovira (Badalona, 1921-Barcelona, 1978), otro de los grandes maestros de la alta costura española.

De hecho, las figuras de ambos estuvieron vinculadas a la llamada Cooperativa de la Alta Costura, una asociación creada en 1940 con el objetivo de promocionar la alta costura 'made in Spain' tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Dirigida por Pedro Rodríguez, reactivó la creación tras las penurias por las que pasaron todos los sectores durante la Guerra Civil y reunió a un grupo de diseñadores conocidos como los 'Cinco grandes de la costura española': Pertegaz, Asunción Bastida, Santa Eulalia, el Dique Flotante y el propio Rodríguez.

Además de ellos, otras importantes figuras de la moda de la época entre los que se encontraba Rovira como Vargas y Ochagavía, Rosser, Lino, Natalio o Carmen Mir también contribuyeron al despegue de esta Edad de Oro de la alta costura española.

Sin embargo, Rovira fue también visionario y supo reconocer la importancia del prêt-à-porter como el camino para adaptarse a los nuevos tiempos que se avecinaban en el mundo de la moda. En paralelo a sus creaciones de alta costura inició la colaboración con la industria de la confección seriada y las boutiques multimarca. De esta manera creó colecciones para ser comercializadas en España y también en países como Alemania, Estados Unidos y México.

Dan forma a esta exposición –abierta al público hasta el próximo 18 de febrero- cerca de 250 piezas seleccionadas entre los extensos fondos de la Fundació Antoni de Montpalau y que incluye trajes, abrigos, novias, complementos, dibujos, objetos y fotografías que abarcan el periodo que va de 1948 hasta la muerte del diseñador y desaparición de la firma en 1978. Además, se podrá ver un documental con entrevistas actuales a diversos colaboradores y testimonios de la época.

Creada en 2004 por el historiador y crítico de arte Josep Casamartina i Parassols y la librera Anna Maria Casanovas Crusafon, la Fundació Antoni de Montpalau atesora más de 10.000 piezas de alta costura, prêt-à-porter y modistería, y unos 15.000 objetos, complementos y dibujos relacionados con la moda del siglo XX hasta la actualidad. Destacan, especialmente, la colección de tejidos modernistas y Art Decó y las piezas de diseñadores icónicos como Balenciaga, Jeanne Lanvin, Hubert de Givenchy, Yves Saint Laurent, Pierre Cardin, Thierry Mugler, Emilio Pucci o Yssey Miyake.