Nuria Oliver, directora científica Vodafone
Nuria Oliver, directora científica Vodafone CEDIDA

Oliver, que también ha sido galardonada por la Asociación de Empresarias y Profesionales valenciana (EVAP/BPW) y recogerá este jueves el premio en Valencia, trabaja en varios proyectos cuyo objetivo es aprovechar esos datos para mejorar el mundo.

La ingeniera alicantina siente gratitud por que hayan elegido a alguien de su perfil, "investigadora en temas tecnológicos" y ha asegurado que recibir estos premios es una oportunidad para dar visibilidad a las muchas mujeres que hacen investigación en áreas tecnológicas como ella.

Uno de los motivos de que haya una falta de diversidad de género en carreras técnicas como ingenierías e informática es que faltan referentes para las niñas ya que la mayoría son hombres como Mark Zuckerberg en Facebook o Steven Jobs en Apple y es difícil sentirse identificada con estos ejemplos, ha indicado.

Su trabajo de investigación está dedicado al uso de técnicas de inteligencia artificial para modelar, entender y predecir el comportamiento humano, "es decir, -ha aclarado- como hacer que los ordenadores entiendan a los humanos, como un paso necesario para que puedan ayudarnos y tener relevancia en nuestras vidas".

Cada vez se habla más del Big Data porque estamos generando cantidades ingentes de datos. Muchos vienen por la digitalización del mundo físico captando señales con sensores, telescopios o aceleradores de partículas. Otros datos son generados por las personas. "En la actualidad hay mas móviles que personas y estos tienen sensores y aplicaciones que captan grandes cantidades de datos no estructurados -es decir texto, imágenes y vídeos, entre otros- sobre nuestra actividad", ha explicado.

Oliver ha asegurado que solo se pueden sacar partido a estos datos de forma automática con la inteligencia artificial porque "son cantidades ingentes y sería imposible que un humano pudiera mirar en toda una vida lo que se genera en un día". Sin embargo con la inteligencia artificial hay capacidad para ello ya que con algoritmos se les pueden dar sentido. "Es basura digital si no se saben utilizar y no sirven para nada" ha afirmado.

BIG DATA PARA MEJORAR EL MUNDO

La directora científica alicantina de Vodafone trabaja en varios proyectos cuyo objetivo es aprovechar el Big Data para mejorar el mundo y como ejemplo se refiere a poder dar mejor respuesta ante desastres naturales o riesgos de pandemias. También se preocupa de cómo se puede modelar el comportamiento humano para tomar mejores decisiones o como conseguir que el smartphone se merezca su nombre y sea realmente inteligente, ayudándonos, por ejemplo, a gestionar mejor nuestro tiempo.

Lo que le motiva es el impacto positivo de la inteligencia artificial que permite desde mejorar el mundo cuando hay riesgo de pandemias u otros riesgos de salud pública, la educación o afrontar retos como el calentamiento global o el envejecimiento. La medicina tradicional es reactiva y está basada en estadísticas. Hoy en dia se está avanzando hacia una medicina preventiva, predictiva y personalizada, gracias en parte a la inteligencia artificial, ha dicho.

Oliver ha señalado que va a ser difícil que podamos sobrevivir como especie sin el uso de la tecnología y ha asegurado que habrá que

invertir en educación en todos los ámbitos desde primaria y hasta educación ciudadana. Además considera necesario acompañar esta evolución de un marco legal y ético que permita minimizar impactos negativos y enmarcarlo en una óptica multidisciplinar.

"Es importante despertar y ver que hay una ventana de oportunidad y aprovecharla, invertir en investigación y desde el punto de vista empresarial hay que asegurar que las empresas nacionales aprovechen estas tecnologías no solo las grandes multinacionales como Amazon o Google", ha detallado.

Esta ingeniera de Telecomunicaciones por la UPM y doctora por el Instituto Tecnológico de Massachusetts es inventora de 40 patentes, Premio Nacional de Ingenieros de Telecomunicación y fue la primera española en recibir el MIT TR100 (hoy TR35) Young Innovator Award, entre muchas mas méritos. Aunque no ha tenido dificultad explicita por el hecho de ser mujer en su carrera, ha asegurado haber hecho cosas de las que no tenía precedentes y es "obvio" que ha estado en minoría en reuniones, en un determinado puesto y "simplemente estar en minoría puede suponer una cierta desventaja porque tendemos a ser identificados con los que son iguales a nosotros".

VALENTÍA PARA PROPONER

En este sentido ha apuntado que siempre ha tenido que tener una cierta valentía para proponer cosas que a lo mejor no sabía si eran posibles y no conocía a nadie que lo hubiera hecho, aunque reconoce que nunca ha encontrado que sus propuestas fueran rechazadas y "esto es importante porque, muchas veces, y esto es independientemente del género, nos ponemos barreras antes incluso de intentar hacer algo porque como nunca antes lo ha hecho nadie".

Ha recordado, por ejemplo, cuando pidió trabajar a tiempo parcial en Microsoft tras la baja de maternidad de su primer hijo, que no sabía ni si se podía hacer, y ahora forma parte de la normalidad para todos.

A veces estas situaciones se deben más a tener "valentía y capacidad para realizar propuestas sólidas" y ha subrayado que "nadie, tampoco las mujeres, debe ponerse barreras ante un posible no. Siempre hay que llevar propuestas trabajadas y que incluyan la dimensión de todo lo que hay que cubrir. Sólo conseguiremos cambiar el 'statu quo' con acciones y con el ejemplo y alguien tiene que intentar cambiar las cosas", ha asegurado.

En la actualidad trabaja desde su ciudad natal Alicante, por elección propia, donde se ha trasladado con toda su familia, su marido y sus tres hijos, dato que le crea cierta "ambivalencia" que se exponga porque esto no se les suele preguntar a los hombres que ejercen de directivos, algo que le entristece. Aunque, por otro lado, también considera que es positivo que se visibilice que no es necesario que la mujer renuncie a tener hijos para atraer a chicas a estas área porque sino parece que para llegar a estos puestos se tenga que hacer un sacrificio personal muy grande.

Cree que la tendencia de desvincular el trabajo al lugar de residencia se convertirá en realidad cotidiana por el impacto de la tecnología sobre todo en trabajos tecnológicos como el suyo. En su caso hay fases del trabajo en que necesita contactar con gente y entonces viaja, pero en otros momento requiere de lectura de artículos y escritura por lo que es fácil desde casa.

Se siente privilegiada aunque también ha asegurado que en su trabajo, con contactos a nivel mundial le sería imposible estar físicamente en todos los sitios porque colabora con investigadores de diferentes países. "Conforme los proyectos y los equipos son cada vez mas globales, cada vez más virtuales, la presencia física es más difícil y la tecnología se convierte en una herramienta imprescindible".

Consulta aquí más noticias de Valencia.