Atentado en Francia
Policía francesa y española en el lugar del asesinato. REUTERS / Regis Duvignau

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha confirmado esta tarde que el tiroteo en el sur de Francia en el que ha resultado muerto un guardia civil y herido otro se ha producido de modo "fortuito" después de que los agentes y los etarras coincidieran en un centro comercial.

Los ministros del Interior de España y Francia, Alfredo Pérez Rubalcaba y Michelle Alliot-Marie, se encuentran en la localidad francesa de Capbreton para conocer el lugar donde ETA ha asesinado hoy a un guardia civil y ha herido de gravedad a otro.

"No era, por supuesto, un lugar donde estuvieran habitualmente presentes los miembros de la Guardia Civil, sino un lugar escogido al azar, un encuentro fortuito en donde suponemos que ha habido un reconocimiento mutuo que ha acabado en el tiroteo", dijo Rubalcaba en una rueda de prensa en el lugar del suceso, la localidad de Capbreton.

Fuentes de la lucha antiterrorista ya habían señalado esta mañana que los primeros datos de la investigación permitían concluir que el atentado no ha sido planificado, sino que los etarras, al detectar a los agentes, habían decidido sobre la marcha disparar sobre ellos.

Discusión previa

"Han entrado en una cafetería, al parecer había tres presuntos etarras en la mesa. No sabemos por qué se han debido reconocer y el resultado es que cuando han salido los guardias civiles han salido detrás los tres etarras, dos hombres y una mujer. Ha habido una discusión y ha acabado con un tiroteo", ha explicado Rubalcaba a los periodistas en el lugar del suceso, la localidad gala de Capbreton.

El titular de Interior ha añadido que si bien este extremo está pendiente de ser confirmado por la investigación policial, "al parecer desde dentro de la cafetería se han escuchado gritos fuera, por tanto ha debido haber gritos o una conversación".

El ministro ha confirmado que los agentes tiroteados formaban parte de un equipo de trabajo con la Gendarmería francesa que estaba desarrollando un dispositivo de vigilancia antiterrorista "habitual en el sur de Francia" y que los autores del atentado son dos hombres y una mujer.

Muy grave

Rubalcaba y Michelle Alliot-Marie, han visitado en el hospital Côte Basque de Bayona al guardia civil Fernando Trapero, herido muy grave en el atentado perpetrado hoy por ETA en la localidad gala de Capbreton.

El director del centro Ángel Piquemalle explicó a los medios informativos antes de la llegada de las autoridades que el agente está "muy grave" pero se mantiene "estable" dentro de esa gravedad.

Por otro lado, los tres miembros del comando de ETA siguen en búsqueda y captura después de separarse durante su huida y ahora circulan en dos coches distintos , han informado fuentes de la investigación que siguen tras su pista.

Los autores de los disparos, dos hombres, huyen juntos, mientras que la mujer que les esperaba ha tomado otro vehículo, según estas fuentes. Los terroristas han huido del centro comercial de Capbreton en el que han cometido el atentado en un Volkswagen Golf de color gris en el que les estaba esperando la mujer.