Eurona
Sede de Eurona. CEDIDA / EUROPA PRESS

Dos empresas más se han sumado en las últimas horas al éxodo de empresas fuera de Cataluña. El consejo de administración de la operadora de telecomunicaciones Eurona ha decidido trasladar su sede social de Barcelona a Rivas-Vaciamadrid (Madrid), según ha informado este jueves la compañía al Mercado Alternativo Bursátil (MAB), donde cotiza.

Eurona ha explicado que sopesaba este cambio de domicilio social desde hace un año, cuando adquirió las sociedades Quantis, Hablaya, Stoneworks y Sultán Telecom, todas ellas afincadas en Madrid. Cerca del 80% de la cifra de ventas de Eurona procede de estas compañías. El nuevo domicilioestará en el Edificio Alfa de Rivas-Vaciamadrid y será el mismo de la sociedad Quantis.

El traslado de su sede social a Madrid coincide con la reorganización de la estructura corporativa del grupo tras el nombramiento de Fernando Ojeda como consejero delegado. Eurona ha destacado que el cambio de sede la permitirá "estrechar el contacto" con los inversores e impulsar su estrategia internacional para ganar peso fuera de España.

Las acciones de Eurona se anotaban una subida cercana al 8% tras anunciar su cambio de domicilio. En concreto, los títulos de la operadora de telecomunicaciones avanzaban un 7,89% a las 11.00 horas, hasta intercambiarse a un precio de 1,64 euros en el Mercado Alterantivo Bursátil (MAB). En lo que va de año, las acciones de Eurona se habían dejado un 43,49%.

La segunda empresa es Proclinic Expert, que hasta ahora tenía su sede en Hospitalet de Llobregat. Es una compañía que factura alrededor de 100 millones anuales y ya contaba con un importante centro logístico en Zaragoza, su nueva sede a partir de ahora

Goteo constante

Esta misma semana otra empresa con sede en Cataluña, Oryzon, anunciaba el cambio de su domicilio social de Cornellà de Llobregat (Barcelona) a Madrid con el objetivo es "optimizar sus operaciones y la relación con sus inversores". Antes lo habían hecho ya otras como Naturhouse —en agosto— alegando también "razones operativas". Y antes lo hicieron Derby Hotels, Suez Environment (propietaria de Agbar) o NH Hoteles.

La agencia Asexor publicó en verano un informe que calculó en 405 las empresas que habían abandonado Cataluña como sede para irse a otra región en el primer semestre de 2017. El saldo frente a las 337 entrantes refleja una pérdida de 68 sociedades por cambio de domicilio social, el peor balance de todas las comunidades. El mejor, es el madrileño: 135, con 784 entradas y 649 salidas.