Britney Spears
Britney Spears en una imagen de archivo. ARCHIVO

La Princesa del Pop sigue en el ojo del huracán de todos los medios de comunicación estadounidenses por sus extraños comportamientos. Las últimas noticias sobre Britney Spears llegan desde una tienda de lencería de Los Ángeles, donde la cantante se acercó para adquirir un bonito conjunto con las palabras 'Barely Legal' (Apenas legal) estampadas en él. El problema vino cuando le dijeron que no podía probarse la ropa interior en los probadores a lo que Britney respondió desnudándose en medio de la tienda en cuestión.

¡No se cambie aquí fuera!

Los hechos dejaron boquiabiertos a los empleados del establecimiento comercial, que no se esperaban ver a la mismísima Spears como Dios la trajo al mundo ante sus propios ojos.

Testigos presenciales de la escenita aseguraron, en declaraciones a Contact Music, que Britney, ni corta ni perezosa, comenzó a desnudarse en medio de la tienda, mientras los empleados gritaban: "¡No se cambie aquí fuera!". "Bueno, pero es que no puedo entrar con ellas dentro", argumentó la cantante, sobre quien las mismas fuentes comentaron que era "como discutir con un niño".

Pero la cosa no acabó ahí, después del numerito de striptease, protagonizado por Britney. Cuando se iba, los empleados tuvieron que recordarle que debía pagar el conjunto y ella "entornó los ojos" en señal de fastidio y les dio su tarjeta. Cuando salía de la tienda de lencería, Britney Spears debió quedar enamorada de la peluca de uno de los maniquíes del establecimiento, pues, según el mismo testigo, "mientras salía de la tienda, fue hacia el maniquí, cogió la peluca de su cabeza y la robó".