Jorge Javier Vázquez
Jorge Javier Vázquez, junto al logo de Gran Hermano Revolution. TELECINCO

Era una apuesta arriesgada por parte de Mediaset: enfrentar el arranque de Gran Hermano 18: Revolution a la opción que ofrecía La 1, MasterChef Celebrity, uno de los grandes éxitos de la temporada pasada.

Y quien apuesta puede perder, como ha sido el caso del reality de Telecinco, que ha acusado una notable bajada de audiencia respecto a los estrenos de años anteriores, una pérdida de espectadores que parece ir más allá de la simple fragmentación de la audiencia.

Gran Hermano Revolution consiguió un 16,2% de cuota de pantalla y 1.809.000 espectadores, cuando en su anterior edición consiguió un 23,9% y 2.557.000 espectadores en su primera gala. Pierde así casi 750.000 espectadores de una edición a otra. El estreno de Gran Hermano Revolution se produjo después de semanas de especulaciones sobre la fecha de su estreno y se hizo sin presentación a los medios de comunicación y con una antelación mínima.

Pero el reality show por excelencia no fue el único perjudicado por el choque de trenes que se produjo con La 1. MasterChef Celebrity 2 también cedió audiencia y espectadores frente a su primera edición. Los nuevos famosos cocineros consiguieron este martes noche un 18,9% del share y 2.534.000 televidentes, frente al estreno de la primera edición, que se llevó un mejor 21% y 3.270.000 espectadores.

En cualquier caso, quienes más sufrieron el enfrentamiento de esos dos potentes formatos fueron el resto de opciones de la noche. Así, la serie de Antena 3 El incidente bajó hasta el 9,3% y 1.399.000 televidentes y la película de La Sexta, Ninja Assassin, se quedó en un 7,1% y 1.078.000 espectadores. El cine en Cuatro no tuvo mucho mejor suerte y El consejero registró un discreto 5,8% y 764.000 espectadores.