"Marcha antiimperialista" en Venezuela
Simpatizantes del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, participan con fotos del presidente de EE UU, Donald Trump, y del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, en una "marcha antiimperialista" para rechazar las recientes críticas del mandatario estadounidense al Gobierno venezolano. MIGUEL GUTIÉRREZ / EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, calificó este martes a su homólogo estadounidense, Donald Trump, como el "nuevo Hitler" de la política internacional.

Maduro reaccionó así a las alusiones de Trump sobre Venezuela en su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, país del que dijo que está "al borde del colapso total".

Además, Trump ha manifestado que EE UU está listo para adoptar nuevas medidas contra Venezuela si Maduro "persiste en su camino para imponer un régimen autoritario".

El presidente venezolano, al término de una "marcha antiimperialista" celebrada en Caracas, pidió a Trump, ante centenares de chavistas que lo escuchaban, "que se trague sus palabras de odio y de guerra", y añadió que mientras el presidente estadounidense "pasará a la historia", "la revolución bolivariana siempre seguirá de pie" y él (Maduro) "seguirá mandando".

Desde el palacio presidencial de Miraflores, el presidente aseguró que las declaraciones de Trump significan, según su interpretación, una amenaza de muerte hacia su persona.

"La amenaza que ha hecho hoy y ayer Donald Trump yo la sé interpretar correcta y exactamente y quiero decírselo al pueblo: Donald Trump hoy ha amenazado de muerte al presidente de la República Bolivariana de Venezuela", dijo.

"Cena de los Judas"

Por otra parte, maduro calificó como la "cena de los Judas" la reunión que el lunes sostuvieron en Nueva York los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos; de Panamá, Juan Carlos Varela; de Brasil, Michel Temer, y la vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti, con Trump.

Para Maduro, estos mandatarios regionales se reunieron para "recibir las órdenes del diablo".

También el primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, desde el mismo escenario que Maduro, consideró que estos jefes de Estado "están convirtiendo a Venezuela, otra vez, en el epicentro de una gran batalla mundial. La batalla mundial de un mundo posible contra aquellos que defienden el acabose".

Cabello acusó a los "lacayos de los presidentes" de Brasil, Panamá, Argentina, Colombia y Paraguay de atacar a Venezuela.

Por su parte, la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) —conformada únicamente por oficialistas—, Delcy Rodríguez, criticó a Trump porque amenazó con una "guerra nuclear a la humanidad" en alusión a las amenazas a Corea del Norte durante su discurso en la ONU.