Ofensiva contra Estado Islámico en Irak
Fuerzas gubernamentales patrullan el distrito de Dawasa, en Mosul, Irak, durante la ofensiva contra el grupo Estado Islámico. Ahmed Jalil / EFE

El primer ministro de Irak, Haidar al Abadi, anunció este jueves la liberación de la ciudad de Tel Afar, en el norte del país, tras doce días de combates contra el Estado Islámico (EI).

"Informo de que Tel Afar ha seguido a la liberación de la ciudad de Mosul (a una distancia de 70 kilómetros) y ha vuelto a la tierra de la patria", anunció Al Abadi en un comunicado oficial para poner fin a la operación de reconquista del bastión, tomado por el Daesh desde 2014 y a donde los yihadistas trasladaron su "cuartel general temporal" después de perder la capital del califato terrorista.

Al Abadi afirmó que las fuerzas iraquíes "acabaron con los terroristas" y "no les permitieron escapar", en alusión a las críticas contra el Gobierno sirio y el grupo libanés Hizbulá por el acuerdo para evacuar a combatientes del Daesh hacia el este de Siria.

El primer ministro trató de "héroes" a los efectivos del Ejército, la Policía, las fuerzas antiterroristas y las milicias chiíes de Multitud Popular, cuerpos que participaron en la batalla, y a los "hijos de Tel Afar".

Aún mantiene territorios

La comarca de Tel Afar, donde se calcula que viven unas 50.000 personas, era el último bastión de los yihadistas en la provincia septentrional de Nínive.

Pese a todo, todavía tiene presencia en Al Hauiya, comarca ubicada en la provincia de Kirkuk, a unos 300 kilómetros al norte de Bagdad, y también una gran extensión en las regiones desérticas de la frontera con Siria.