Hipotecas
Sin aportar ahorros es casi imposible que el banco nos conceda una hipoteca. PIXABAY

Dos de cada tres españoles creen que para hacer frente a la compra de una vivienda apoyada en un préstamo hipotecario hay que contar con unos ahorros previos que superen el 20% del precio de compra. Por el contrario, según una encuesta realizada por Idealista, un 4,7% de los  considera que "no es necesario aportar ningún ahorro para acceder al mercado hipotecario".

Sin embargo, el director de hipotecas de este portal inmobiliario, Juan Villén, recuerda que para que se conceda una hipoteca es necesario una "cantidad importante de ahorros". Así, apunta que hasta el 30% de las solicitudes de hipoteca que recibe el portal inmobiliario son de personas que quieren comprar y necesitan una hipoteca, pero que no tienen nada ahorrado. "La mayor parte de los bancos limitan la financiación al 80% del precio, y teniendo en cuenta que los gastos suponen un 8-12% del precio de compra, estamos hablando de que los compradores necesitan aportar ahorros del 28-32%", explica Villén.

La hipoteca con el diferencial más bajo no siempre es la más barataEntre los factores que inciden en el precio de una hipoteca, casi el 70% de los encuestados han coincidido en que el diferencial o el tipo de interés son los que más afectan, mientras que un 19,2% cree que hay que tener en cuenta los compromisos de vinculación y un 11,7% las comisiones. Según Villén, la hipoteca con el diferencial más bajo no siempre es la más barata, ya que "el coste viene determinado por muchas variables, de las cuales el diferencial es el más relevante, pero no la única".

Los bancos incluyen otras comisiones (apertura, cancelación anticipada o de riesgo de tipo de interés) que afectan al coste total y que ofrecen diferenciales más competitivos a cambio de compromisos de vinculación que pueden suponer un coste adicional frente a la no contratación de estos productos. A modo de ejemplo, Villén apunta que el seguro de vida. "Aunque es sin duda una protección que da tranquilidad al consumidor", es más caro a medida que se van cumpliendo años. Si se suma el coste de estas primas a las cuotas mensuales, Villén asegura que "la hipoteca más barata dejaría de serlo". En esta línea, afirma que "a veces la hipoteca sin vinculaciones con un tipo de interés ligeramente más alto resulta ser la más barata".

Hipoteca a tipo fijo o variable

Ya sea por la interesada insistencia de los bancos, ya por el miedo a que un día el euríbor comience a subir, lo cierto es que cada vez se firman más hipotecas a tipo fijo. Sin embargo, la hipoteca de tipo variable sigue siendo la mejor valorada por los compradores. El 67,7% de los españoles cree que la hipoteca de tipo variable es la más interesante económicamente a la hora de elegir un préstamo para adquirir una vivienda. Un 30,7% de los entrevistados cree que la de tipo fijo es la más rentable, mientras un 1,6% se inclina hacia la hipoteca multidivisa.

Villén afirma que "a simple vista puede parecer que las hipotecas variables son más baratas que las fijas" y que, a pesar de que los tipos de interés están en niveles "históricamente bajos", no se puede prever su comportamiento en el largo plazo. No obstante, apunta que si se piensa en cambiar de casa en menos de 10 años o en pagar la hipoteca anticipadamente, "seguramente la hipoteca a tipo variable sea la mejor opción".