Los hechos se produjeron el pasado martes en torno a las 13 horas, cuando el 092 recibió las llamadas de varias personas que se encontraban en el Consulado rumano ubicado en la avenida Valencia de Castellón. Estas personas avisaban de que en el exterior del edificio había una persona muy alterada que lanzaba huevos contra el inmueble.

Los policías se desplazaron allí y encontraron al sospechoso en una actitud "muy agresiva" e increpando a otra con graves amenazas e insultos. La víctima era el actual cónsul general de Rumanía destinado en Castellón, según la Policía Local.

Ante la voluntad del cónsul de denunciar la agresión, los agentes procedieron a la detención del hombre, de 36 años y nacionalidad rumana, por un presunto delito de amenazas e injurias graves a la autoridad.

Los agentes comprobaron más tarde que, antes del enfrentamiento con el cónsul, el arrestado había lanzado algunos huevos contra la fachada del Consulado ante media docena de funcionarios de la administración de Rumanía como testigos.

Consulta aquí más noticias de Castellón.