Poca espera en El Prat el primer día de huelga indefinida por la intervención de la Guardia Civil

Efectivos de la Guardia Civil trabajan en los accesos a las puertas de embarque del aeropuerto de Barcelona-El Prat.
Efectivos de la Guardia Civil trabajan en los accesos a las puertas de embarque del aeropuerto de Barcelona-El Prat.
Quique García / EFE
Los trabajadores de Eulen han comenzado este lunes la huelga indefinida de 24 horas en los controles de seguridad del aeropuerto de Barcelona-El Prat tras aprobar este domingo en asamblea la convocatoria, rechazando la oferta de la empresa con 150 votos en contra -que preveía una subida de 200 euros mensuales en doce pagas-, 36 a favor y un voto nulo. Votaron 187 trabajadores de un total de 400.

Los trabajadores de Eulen comenzaron este lunes la huelga indefinida de 24 horas en los controles de seguridad del aeropuerto de Barcelona-El Prat tras aprobar este domingo en asamblea la convocatoria, rechazando la oferta de la empresa con 150 votos en contra -que preveía una subida de 200 euros mensuales en doce pagas-, 36 a favor y un voto nulo. Votaron 187 trabajadores de un total de 400.

Mientras, el Gobierno inició ya los trámites para el laudo arbitral obligatorio y en paralelo ha destinado un importante contingente de la Guardia Civil para que sus agentes se hagan cargo de garantizar el funcionamiento de los controles de seguridad del aeropuerto.

En las líneas de control de los pasajeros que acceden a la instalación se situaron ya efectivos de la Guardia Civil, que refuerzan el servicio prestado por los empleados de Eulen después de que el Gobierno tomara esta decisión para minimizar los problemas de seguridad y orden público que podrían producirse en El Prat debido a la huelga.

Esto ha hecho que en el primer día de huelga indefinida apenas haya habido incidencias en El Prat y que las colas para pasar los controles hayan oscilado entre los 30 y los 15 minutos, menos que los días precedentes, donde se produjeron paros parciales de una hora.

Sin embargo, el aeropuerto de El Prat llegó a registrar colas de alrededor de 60 minutos en los controles de seguridad hacia las cuatro de la madrugada, pero tras esas puntas, como en los días en que se habían convocado paros parciales en el aeropuerto, la espera de los pasajeros se ha reducido considerablemente y hacia las 7 de la mañana la situación era de completa normalidad.

Algo similar sucedió por la tarde, cuando se formaron colas de apenas 20 minutos y solo de manera "puntual", según fuentes del aeropuerto.

La Delegación del Gobierno en Cataluña decrató unos servicios mínimos del 90% para la huelga, para "garantizar el funcionamiento de los servicios esenciales".

El comité de Eulen, dispuesto a continuar hasta el laudo

Horas después de que se iniciaran los paros, los trabajadores de Eulen se pronunciaron sobre la presencia de la Guardia Civil en El Prat y también sobre los trámites iniciados por el Gobierno para frenar el conflicto. Así, han asegurado estar dispuestos a continuar la huelga indefinida hasta el laudo obligatorio que creen "ilegal".

El portavoz del comité de huelga de Eulen, Juan Carlos Giménez, aseguró que su intención es llevar a los tribunales el laudo obligatorio que prepara el Gobierno para poner fin al conflicto laboral en el aeropuerto barcelonés y no se plantean mientras tanto abandonar la huelga, a no ser que se acepten sus reivindicaciones.

"Esperaremos al laudo y lo denunciaremos en los tribunales porque creemos que es ilegal y vulnera el derecho a la huelga. Seguro que ganaremos ante la justicia, aunque eso será dentro de mucho tiempo y ya nadie se acordará del conflicto", ha subrayado Giménez.

El representante de la plantilla de Eulen criticó el uso de efectivos de la Guardia Civil para reducir las colas en los controles de pasajeros y se ha preguntado si este cuerpo "tiene agentes suficientes para ir a reforzar también otros aeropuertos", después de que se hayan anunciado paros en otras instalaciones aeroportuarias españolas.

"Hoy el aeropuerto está lleno de guardias civiles, no hay colas y se olvida el fondo del conflicto, las condiciones laborales de unos trabajadores que cobran una media de 900 euros y que no pueden ni ir a hacer pipí o que se desmayan porque no tienen tiempo para comer", señaló Juan Carlos Giménez.

Según el portavoz del comité de huelga, algunos trabajadores de Eulen sufrieron el domingo "presiones" por parte de agentes de la Guardia Civil destinados como refuerzo en el aeropuerto, durante una jornada de paros parciales, un hecho que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, negó este lunes.

Después de que la asamblea de trabajadores rechazara de nuevo ayer la propuesta de mediación de la Generalitat, el comité mantuvo la convocatoria de huelga indefinida a partir de hoy, lo que ha llevado al Gobierno a reforzar los controles de seguridad del aeropuerto con la presencia activa de agentes del instituto armado.

Sindicatos de Aena comunicarán el jueves la huelga

Por otro lado, CCOO, UGT y USO registrarán el próximo jueves en la CIVCA (Comisión de Interpretación, Vigilancia, Conciliación y Arbitraje) la convocatoria de huelga en el gestor aeroportuario Aena y en Enaire, prevista a partir del 15 de septiembre y con una duración de veinticinco jornadas.

Fuentes de UGT han confirmado este lunes que no han recibido aún respuesta alguna por parte del Ministerio de Fomento a sus reivindicaciones en cuanto a las mejoras de sus condiciones laborales y salariales, por lo que siguen con los trámites previos a la convocatoria de huelga.

Uno de estos trámites, como establece el convenio que rige en el ámbito aeroportuario, es la presentación en el registro de la CIVCA de la convocatoria de huelga, lo que harán efectivo el próximo jueves. Los sindicatos ya formalizaron un preaviso de paros el pasado lunes, que remitieron a la Dirección General de Trabajo.

La CIVCA, creada como un órgano de conciliación, está compuesta por cinco representantes de Aena y un número igual de miembros de las organizaciones sindicales firmantes del I Convenio Colectivo. No obstante, UGT ha mostrado su confianza en que puedan lograr un acuerdo que evite la huelga en una reunión que celebrarán con el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, el próximo 31 de agosto.

CCOO, UGT y USO reclaman, en materia salarial, un abono lineal que permita a los trabajadores participar en los resultados "extraordinarios" de Aena y Enaire, sobre todo teniendo en cuenta que han perdido hasta un 8% de poder adquisitivo.

Los sindicatos piden también que, además de la tasa de reposición, se creen unos 450 puestos de trabajo en Aena y en torno a 250 en Enaire, para garantizar la operación de los centros "en condiciones de seguridad adecuadas" ante la cada vez mayor demanda de vuelos. Los paros afectarían a labores como las que ejercen los bomberos en los aeropuertos, el personal de operaciones de aparcamientos y cintas de repostaje, personal de maniobrabilidad en pista, electricistas, personal de las áreas de comercial, seguridad e informática, así como los trabajadores de mantenimiento de las torres de control, entre otras tareas.

Los paros previstos

Los sindicatos tienen previstos paros de 24 horas, que tendrían lugar los días 15, 17, 22, 24 y 29 de septiembre; 1, 6, 11, 15, 27, 30 y 31 de octubre; 3 y 5 de noviembre; y 1, 4, 5, 7, 8, 10, 26, 27, 28, 29 y 30 de diciembre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento