El CES presenta su informe sobre la situación de Asturias en 2016
El CES presenta su informe sobre la situación de Asturias en 2016 EUROPA PRESS

Así lo ha indicado en rueda de prensa el presidente del CES, Nicolás Álvarez, resaltando la importancia para Asturias de disponer de una industria con tecnología avanzada y garantías de relevo generacional.

Y es que la tasa bruta de natalidad sigue siendo la más baja del país, con 6,2 nacimientos por cada mil habitantes. Asturias ha perdido en 2016 algo más de 8.600 habitantes, lo que supone su séptimo descenso consecutivo de población.

La edad media de la población asturiana es, también, la más alta del país y en el Principado se observa "un claro desequilibrio territorial" con población concentrada en la zona central, especialmente entre Oviedo, Gijón y Avilés.

Además, la intensidad de gasto en I+D descendió hasta el 0,73% del PIB autonómico, por debajo de la ratio española que se fijó en el 1,22% tras registrar también un descenso. En ambos casos, el esfuerzo inversor es inferior al del conjunto de la Unión Europea, que se sitúa en el 2,03%.

La caída se debe, fundamentalmente, al descenso de la inversión en el sector empresarial que lo redujo un 20 por ciento. De hecho, la enseñanza superior lo incrementó un 3,8%, la administración pública lo aumentó un 9,7% y las instituciones sin ánimo de lucro lo elevaron en un 17,4%.

A diferencia de lo ocurrido con el gasto interno dedicado a I+D, el dedicado a actividades innovadoras aumentó un 8,6% en Asturias durante 2016 hasta los 135,2 millones de euros, un porcentaje superior al 5,5% registrado a nivel nacional.

El presidente del CES ha comparecido ante los medios junto a las responsables del documento Aída Fernández y Marta Álvarez, quien ha remarcado que 2016 ha sido el segundo año consecutivo de crecimiento para la económica asturiana aunque con un ritmo "más moderado" que 2015 y por debajo de la media nacional.

La presidenta de la Comisión de Análisis Económico y Social del CES, Marta Álvarez, también ha resaltado el aumento del número de empresas, fundamentalmente micropymes, y la reducción del desempleo hasta cifras de hace cinco años.

El informe analiza la situación de la comunidad desde la perspectiva del contexto del marco económico internacional y nacional; la economía asturiana; el tejido empresarial; las administraciones públicas autonómica y local; la demografía; el mercado de trabajo; las relaciones laborales; la siniestralidad laboral; la protección e inclusión social; la educación; la sanidad; la vivienda; la concertación social; la promoción económica; las políticas activas de empleo; y la Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i).

ASTURIAS EN 2016

En 2016, Asturias registró el tercer incremento del PIB per cápita hasta los 20.910 euros por habitante, que equivale al 87,2% de la media nacional, situada en 23.970 euros. El PIB real avanzó un 1,9%, un incremento ligeramente superior al de la zona euro (1,8%), aunque inferior a la media nacional (3,2%).

El empleo, medido en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, aumentó un 1,8% frente al 2% que lo hizo el PIB autonómico a precios corrientes, lo que se tradujo en un ligero incremento de la productividad aparente del trabajo (0,1%).

Según el informe, todos los sectores evolucionaron positivamente salvo la industria, con un retroceso del 1,3%, que "lastró el crecimiento" de la economía asturiana en 2016.

El número total de empresas, tras dos años de incremento, se situó en 67.700 a comienzos de 2016, de las que el 96% son micropymes. No obstante, desde 2008 se han perdido unas 5.500 empresas, que suponen un descenso relativo del 7,5%.

En un año en el que la administración autonómica cerró el ejercicio con un déficit público equivalente al 0,49% del PIB que le permitió cumplir el objetivo del 0,7%, el endeudamiento del Principado fue del 18,9% del PIB, un nivel "notablemente inferior" al 24,9% del conjunto de las comunidades.

Durante 2016, además, volvió a reducirse el número de procedimientos de regulación de empleo y bajó la conflictividad laboral. En términos de horas efectivas de trabajo, el coste laboral alcanzó los 20,4 euros, algo por encima de la media estatal de 19,8 euros; y la jornada anual pactada se elevó a 1.790 horas, 15 más que en 2015 y tres menos que la media nacional.

Las pensiones contributivas se situaron en una media de 1.067 euros, repitiendo Asturias en 2016 la tercera posición entre el conjunto de las comunidades autónomas. No obstante, al igual que ocurre con la brecha salarial, en las pensiones también se observa diferencias entre hombres y mujeres, con pensiones medias de 1.403 y 738 euros, respectivamente.

En Educación, Asturias obtiene resultados "más favorables que el conjunto nacional" tanto en escolarización temprana como en reducción del abandono educativo y en aumento de graduados en educación superior.

También resulta significativo el aumento del 17% en transacciones inmobiliarias a lo largo de 2016, superando las 7.600 operaciones, con un aumento de la demanda de vivienda nueva del 5% y de un 18% en el caso de la vivienda usada.

Consulta aquí más noticias de Asturias.