Valle de los Caídos
Miles de personas acuden al homenaje del dictador. VICTOR FRAILE / REUTERS

Unas 1.500 personas, según cálculos de Patrimonio Nacional, han asistido el sábado en la Basílica del Valle de los Caídos a la misa anual con la que la Fundación Francisco Franco conmemora el aniversario de la muerte del dictador y de José Antonio Primo de Rivera.

El PSOE y el PP, el ex dirigente comunista Santiago Carrillo y los inmigrantes fueron objeto de las iras de los fieles a Franco

Aunque la jornada ha transcurrido sin incidentes en el Valle de los Caídos, se han escuchado antes y después de la misa insultos hacia el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

PSOE y el PP, el ex dirigente comunista Santiago Carrillo y los inmigrantes, sobre todo los marroquíes, han sido también objeto de las iras de los fieles a Franco y al fundador de la Falange.

En la misa ha estado presente Carmen Franco Polo, hija de Francisco Franco, que ha llegado a las 16.30 horas acompañada por miembros de la Fundación y ha sido recibida con gritos de "Viva Franco" y "España una" y el canto del "Cara al sol", que se han repetido a la salida del acto, sobre las 18:00 horas.

Fuentes de Patrimonio Nacional han indicado que a lo largo de todo el día han entrado a la finca de Cuelgamuros, donde se emplaza la Basílica, unas 3.000 personas, de las que se calcula que la mitad han acudido expresamente a la misa que se celebra anualmente en torno al 20 de noviembre.

Un 40% menos de asistentes que el año pasado 

Esta cifra es inferior en más de un 40 % a la del año pasado, cuando, según la misma fuente, el día en que se celebró esta misa entraron al Valle de los Caídos unas 4.500 personas, de las que se estima que alrededor de 2.700 acudieron expresamente a la celebración religiosa.

Por la mañana, 14 miembros del Foro Ciudadano del Guadarrama se han manifestado a las puertas del Valle de los Caídos con una pancarta en la que se leía "Basta de homenajes a un dictador homicida".

Junto a esa pancarta había otra que rezaba "Carlos, por ti, por mi y por todos", en referencia al joven asesinado el pasado día 11 en el metro de Madrid, escrito al lado del dibujo de un muñeco tirando a la basura una esvástica nazi.

Esta concentración, que estaba autorizada por la Delegación del Gobierno, duró una hora, entre la una y las dos de la tarde, y también se desarrolló sin incidentes más allá del cruce de insultos con quienes entraban al Valle de los Caídos para asistir a la misa.