El joven Tom Holland, quien da vida al nuevo Peter Parker y su alter ego Spider-Man, no ha dudado en confirmar una teoría que se estaba haciendo muy popular entre los fans, que el pequeño que estaba destinado a convertirse en el Hombre Araña ya aparecía en Iron Man 2, la película de 2010.

El cameo, que obviamente se ha hecho realidad a posteriori, tiene lugar en una escena en la que un robot de Industrias Stark está a punto de atacar a un niño con la máscara de Iron Man. En ese momento, el verdadero héroe aparece y lo salva. Ese pequeño sería Peter Parker.

Lo cierto es que todo encaja: la feria Stark Expo se celebra en Queens (Nueva York), el barrio de Spider-Man; Peter Parker es un gran aficionado a las nuevas tecnologías, con lo que su presencia allí tendría sentido; y la edad del niño es más o menos la que tendría Tom Holland en esa época. Además, sería un anticipo de la relación entre el trepamuros y Iron Man, quien ejerce de su mentor en la iniminente Spider-Man: Homecoming.

Holland ha confirmado esta curiosidad durante una entrevista concedida al Huffington Post, y lo ha hecho por partida triple. "Es Peter Parker", aseguró Tom Holland.  Al volver a preguntarle si eso era cierto, el joven respondió "puedo confirmarlo, ese es Peter Parker".

El periodista, asombrado, no se conformó y decidió insistir. "Puedo confirmar eso justo a partir de hoy. Literalmente he tenido una conversación con Kevin Feige hace sólo 20 minutos. Quizá estoy haciendo un gran y viejo spoiler, pero ahora ya está fuera ", dijo Holland. "Es genial. Me gusta la idea de que Peter Parker haya estado en el universo desde el principio".